Cojones, no es mala palabra, es encojonamiento....


Por Charlie Bravo

Cojones Sonia, apretaste. Así que tu trabajo no es de carácter político sino para la “raza afrocubana”.
¿Qué raza es esa? Será que será mentira aquello de quien no tiene de congo tiene de carabali en esa isla. ¿O sera que los demás cubanos no cuentan? Cojones.
Imaginense a un disidente blanco diciendo “mi trabajo no es político, es solo por la raza blanca” ¿ya? las acusaciones de racismo y divisionismo le lloverían encima y lo enmierdarian -con razon- en todas partes. El día que se den cuenta que el color de la piel que nadie escoge al nacer no es ni un defecto ni una virtud, ni representa para la persona que lo “viste” nada mas que eso, que un color, ese día habrán evolucionado mental y espiritualmente para llegar a ser una nación de hombres y mujeres libres.
Mírense bien en su propio espejo. Den una vueltecita y mírense ahora en el espejo de los negros americanos, y vean en la ignorancia que los tienen sumidos sus propios politiqueros, activistas, y hasta presidente y primera dama de su raza, que los han convertido en una carga social para si mismos, con tantos problemas que son ya muy difíciles de solucionar. Pero los políticos viven de eso, ya que su trabajo es para la raza “afroamericana”.

Si quieren, escuchen el consejo, si no, hagan lo que les parezca. Quítense el complejo racial, que en Cuba ya teníamos un mulato presidente, Batista, antes de que aquí en USA hubiera nacido Obama (donde haya nacido) para llegar a presidente mucho después. Qui tense el cartelito de “afro” que ustedes no son africanos, son solo “cubanos” por suerte para ustedes. Ahora imaginense a los cubanos blancos autotitulandose “eurocubanos” y a los chinos “sinocubanos” o los judíos como “judeocubanos” y a los moros de HOlguin como “islamocubanos” aunque sean cristianos. Es ridículo. Entiendan que todos son cubanos, da lo mismo de que raza sean. Considérense iguales unos a otros, que lo son. Lean la constitución del 40, donde por ley se prohibía la discriminación racial y dense cuenta que la auto-discriminación es también discriminación. Dejen de mirar a los demás con tanta suspicacia, y entiendan que un elemento primordial del castrismo para mantenerlos a todos subyugados es el racismo como arma de division -ellos son racistas, y llegaron al poder usando el racismo como arma de intimidación, y muchos pagaron para sacar al mulato del poder. Hoy en día miren para que puedan ver, que no es lo mismo, que el castrismo es un ente racista por naturaleza y que con mucho éxito los ha dividido, a todos, negros, chinos, blancos, mulatos, chilatos, moros, indios.
Son cubanos que tienen que quitarse de encima al castrismo, todos, no se olviden de eso, que si un día sale alguien y quiere favorecer a otros estarán muy jodidos.