"Berta Soler hará hasta lo imposible para que no haya elecciones"




MIAMI.- Laura María Labrada Pollán, hija de la líder fundadora de las Damas de Blanco, admitó que ha habido errores en el liderazgo de Berta Soler
MIAMI.- ILIANA LAVASTIDA / DLA
Ilavastida@diariolasamericas.com
@IlianaLavastida
“Para rescatar la unidad, la integridad y el prestigio de las Damas de Blanco, resulta imprescindible que vayamos a elecciones”, dijo Laura María Labrada Pollán desde La Habana, en conversación telefónica conDIARIO LAS AMÉRICAS.
La hija de Laura Pollán, la fallecida líder fundadora del movimiento opositor femenino que fue acreedor del Premio Sajarov en 2005, aseguró que si su madre estuviese viva, “en medio de una situación como la que enfrenta la organización, hubiese sido la primera en aceptar que se efectuaran elecciones”.

Las declaraciones de Labrada Pollán  surgen a raíz de una entrevista concedida este miércoles por Berta Soler a la agencia de prensa EFE en La Habana, a donde desestimó la opinión de 16 Damas de Blanco exiliadas en Miami que tras el altercado sostenido en la sede de la organización contra una de las integrantes del grupo, están exigiendo a través de una carta la renuncia de Soler así como una convocatoria a elecciones.
Soler aseguró a EFE que se siente respaldada por sus activistas dentro de Cuba y aseguró que no renunciará porque se lo pidan miembros del grupo en el exilio, quienes a su juicio, “no tienen derecho a influir en los asuntos del colectivo en la isla”.
Sin embargo, en medio de la evidente división existente entre las Damas de Blanco, Labrada Pollán recordó que “en el grupo de exiliadas interesadas en que se celebren elecciones, hay muchas que representan la esencia de por qué se creó el grupo y por tanto, no tienen por qué ser excluidas”.
Antecedentes
En marzo de 2003, la Policía política cubana y la seguridad del estado, habían logrado infiltrar a sus agentes en las células de grupos opositores que se organizaban en las diferentes provincias del país. Como resultado de la labor de los delatores, los principales líderes y quienes ejercían como periodistas independientes reportando la situación de Cuba hacia el exterior, fueron arrestados y condenados a penas de entre 25 y 30 años.
Fue así que las esposas, hijas, hermanas y familiares en general de los 75 hombres que resultaron víctimas de esa ola represiva decidieron organizarse para marchar pacíficamente por las calles en señal de protesta porque sus hogares habían quedado desprotegidos y desintegrados con el secuestro de los hombres.
Esa fue la génesis de las Damas de Blanco que una vez reconocidas como luchadoras por el respeto a los Derechos Humanos se convirtieron en foco de atropellos, golpizas, arrestos y otro tipo de ataques más graves, en cuya naturaleza se ha dicho, puede estar la causa de la enfermedad que desencadenó en la muerte de Laura Pollán.
“Por eso es que difiero del criterio de que no tengamos en cuenta el criterio de todas las que integramos la organización para cualquier decisión”, apuntó Labrada Pollán.
“Debemos escucharnos, las que estamos en la Capital, las de las provincias y también las que han emigrado porque la esencia de la organización es luchar por la liberación de los presos políticos, pero también por el respeto a todos los cubanos. Entonces respeto es lo primero que debe haber entre nosotras”.
No obstante, Laura María Labrada admitió que “Berta Soler va a tratar de hacer lo imposible para que no haya elecciones. Si estuviera en su lugar, no tendría miedo de hacerlas, pero sus métodos son diferentes. Lo que sí puedo asegurar es que las Damas de Blanco que no la enfrentan es porque se sienten presionadas por la actitud de Berta y por su carácter”, añadió.
El repudio desde el exilio
Respecto a las mujeres que dieron el acto de repudio a Alejandrina García de la Riva en diciembre pasado, la hija de Laura Pollán, aseguró que “la mayoría [de las participantes] tienen menos de un año en el grupo”, lo cual corrobora la opinión emitida por Aniley Puentes, una de las Damas de Blanco exiliada que dijo desconocer muchos de los rostros presentes en el altercado.
Labrada Pollán reiteró que lamenta los rumores acerca de que las Damas de Blanco sean asalariadas, “lo cual demerita la esencia y el prestigio del movimiento. Para enmendar esa imagen tenemos que ir a elecciones donde haya observadores, que lo presencie la prensa extranjera y se practique la democracia, por la que luchamos”.