Congresistas piden enjuiciar a militares cubanos involucrados en la muerte de los pilotos de Hermanos al Rescate

Exiliados realizan una 'Marcha por la Libertad' para recordar el derribo de las avionetas. Alcaldes del área metropolitana de Miami escriben a Obama. DDC

Tres congresistas cubanoamericanos pidieron este martes al fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, que los militares cubanos involucrados en el derribo, el 24 de febrero de 1996, de dos avionetas de Hermanos al Rescate sean llevados ante la justicia.
Mientras, en Miami, centenares de exiliados participaron en una marcha para recordar el hecho en el que murieron cuatro pilotos, y tres alcaldes de Florida publicaron una carta abierta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para pedirle que persiga a los responsables del crimen.

En el aniversario 19 del hecho, entretanto, el régimen cubano condecoró a los cinco espías con el título Héroes de la República y la Orden Playa Girón. A uno de ellos, Gerardo Hernández, la justicia estadounidense lo condenó por su responsabilidad en el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate en aguas internacionales.
Las familias de los pilotos "merecen justicia", dijeron en una declaración conjunta los legisladores republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, todos de Florida.
Pidieron al fiscal Holder que sean llevados ante la justicia estadounidense el general Rubén Martínez Puente, jefe de la Fuerza Aérea cubana en el momento en que fueron derribadas las avionetas, y los hermanos pilotos Lorenzo Alberto y Francisco Pérez y Pérez.
"La administración Obama ha puesto en peligro nuestra seguridad nacional y ha cometido un grave error al enviar a Gerardo Hernández y los otros espías declarados culpables de regreso a Cuba", consideraron los congresistas en su declaración.
Calificaron de "insultante" que, en la misma semana en que se conmemora otro aniversario de la muerte de los pilotos, "el Departamento de Estado extienda su alfombra roja a los funcionarios cubanos que representan al régimen asesino", en la segunda ronda de conversaciones entre Washington y La habana para normalizar relaciones diplomáticas.
Según el diario miamense El Nuevo Herald, a la marcha realizada en Miami para recordar a los pilotos de Hermanos al Rescate muertos en 1996 —Carlos Costa, Armando Alejandre, Mario de la Peña y Pablo Morales— acudieron miembros de la Asamblea de la Resistencia, el Directorio Democrático, el Presidio Histórico Cubano y la Casa del Preso, además de exiliados venezolanos.
Partieron del Cuban Memorial Plaza, en la Avenida 13 y la Calle Ocho del suroeste de Miami, y llegaron hasta el parque José Martí de La PequeñaHabana.
Otras actividades conmemorativas incluyeron una vigilia en la Universidad Internacional de la Florida y, en la noche, una misa en la Ermita de la Caridad.
"Hoy es una día importante para Cuba y para Estados Unidos. Para Cuba es la conmemoración del grito de Baire y el inicio de la guerra de independencia [de 1895] y para Estados Unidos, es el recordatorio del asesinato de tres ciudadanos norteamericanos y un residente permanente", dijo el alcalde de la ciudad de Miami, Tomás Regalado.
El derribo de las avionetas "fue un atentado terrorista contra Estados Unidos y por eso es importante que no quite de la lista [de países que patrocinan el terrorismo] a Cuba hasta que no se ejecuten las acusaciones formales que hizo un gran jurado federal de Estados Unidos contra el jefe de la Fuerza Aérea cubana y los pilotos" encargados de perpetrar el crimen, indicó.
Regalado, el alcalde de Doral, Luigi Boria, y el de Coral Gables, Jim Cason, aprovecharon la visita que realizará Obama este miércoles a Miami para pedirle que persiga a los oficiales cubanos acusados de la muerte de los miembros de Hermanos al Rescate.
"¿No deberían esos individuos estar en una lista de vigilancia internacional para que si abandonan Cuba pudieran ser llevados ante la justicia en Estados Unidos?", preguntaron en carta abierta a Obama.