El maestro Manuel Chaves Nogales que estaba allí

Por Zoé Valdés Libertad Digital
Mi querido amigo, el escritor y periodista Jean-François Fogel, me recomendó hace algún tiempo a un escritor que él había descubierto. Se trata de un autor que ha sido silenciado, otro más. Su nombre es Manuel Chaves Nogales, y estamos ante un verdadero maestro de la novela histórica.
El título de este artículo lo he tomado de uno de esos libros suyos que a mi juicio constituyen una obra imprescindible: El maestro Juan Martínez que estaba allí, publicada por los Libros del Asteroide con prólogo de Andrés Trapiello. Sólo les recomiendo su lectura, hay que leerlo, y llegarán a la misma conclusión a la que he llegado, y a más, este libro podría llegar a ser a manos de los Trueba una joyita del cine.
Manuel Chaves Nogales (1897-1944) nació en Sevilla. Se inició muy joven en el oficio de periodista, primero en su ciudad natal y más tarde en Madrid. Entre 1927 y 1937, Chávez Nogales alcanzó su cénit profesional escribiendo reportajes para los principales periódicos de la época, y ejerciendo, desde 1931, como director deAhora, diario afín a Manuel Azaña de quien Chaves era conocido partidario. Al estallar la guerra civil se pone al servicio de la República y sigue trabajando como periodista hasta que el Gobierno abandona definitivamente Madrid, momento en el que decide exilarse en Francia.

La llegada de los nazis, que describiría magistralmente en el ensayoLa agonía de Francia, le obligó a huir a Londres, donde falleció a los 47 años [en el frente].
Además de brillante periodista es autor de una espléndida obra literaria entre las que destacan sus libros sobre Rusia: los reportajesLa vuelta al mundo en avión. Un pequeño burgués en la Rusia roja(1929) y Lo que ha quedado del imperio de los zares (1931) y la novela El maestro Juan Martínez que estaba allí (1934); la biografíaJuan Belmonte, matador de toros, su vida y sus hazañas, su obra más famosa, considerada una de las biografías jamás escritas en castellano; y A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España (1937), impresionante testimonio de la guerra civil donde denuncia las atrocidades cometidas por ambos bandos con una lucidez sorprendentemente adelantada a su tiempo.
Esta es la biografía que presenta el editor en la solapa del libro, habría más que decir, pero realmente, les ruego de rodillas y con las manos juntas y todo que lean a este grandísimo escritor.
Escritor antifascista, sin embargo, al parecer ha sido silenciado. Puedo imaginar que una de las razones es la tremenda crítica que hace en esta novela de los acontecimientos revolucionarios de la Rusia de 1917, y de los horrores que tuvieron que padecer el bailarín flamenco Juan Martínez y su compañera, Sole, durante la revolución de octubre, y la sangrienta guerra civil que le siguió.
Sólo decirles que lo que sucede en Ucrania hoy en día, y en Rusia, podemos verlo en esta novela, en un episodio que se repite hasta la náusea.