Mariela Castro viajará a EEUU para hablar sobre los derechos de la comunidad homosexual

¿De nuevo con la misma baba?
Por Redacción Café Fuerte
La sexóloga y diputada Mariela Castro Espín, hija del gobernante Raúl Castro, será la oradora principal en un simposio académico sobre el futuro del movimiento mundial por los derechos de la comunidad homosexual, organizado por la Escuela de Leyes de la Universidad de Rutgers.
La intervención de Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX), está programado para el 10 de abril, a las 3 p.m., a manera de conclusión del foro, que reunirá a académicos, abogados y activistas dedicados a la defensa de los derechos de la comunidad LGBT.
El simposio se produce en el contexto de la nueva era de relaciones entre Washington y La Habana, promovidas por Barack Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre. Un anuncio que ha relanzado el tema cubano en los ámbitos profesionales, comerciales y deportivos de Estados Unidos.

El programa está concebido en tres paneles de especialistas, que abordarán la historia, el desarrollo y las perspectivas del movimiento internacional por los derechos humanos e los homosexuales, lesbianas y bisexuales.
Matrimonio gay y Código de Trabajo
“Desde la introducción del matrimonio entre personas del mismo sexo en países como Argentina, Francia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Estados Unidos y Uruguay, hasta el impulso para mayores protecciones a los derechos humanos de las comunidades transgénero en Cuba y la promulgación de leyes contra la discriminación , se ha producido una transformación en el panorama internacional de los derechos LGBT”, afirma la convocatoria al evento.
Sin embargo, Cuba figura en la abultada lista de países que no han autorizado el matrimonio gay, tema que necesariamente será objeto de discusión en el simposio.
Castro Espín, que ha sido una abanderada contra la homofobia en la isla, votó el pasado año en el Parlamento cubano contra el nuevo Código del Trabajo, en desacuerdo porque la legislación no proscribió la discriminación por orientación sexual.
“Sigo sosteniendo que la discriminación por identidad de género queda pendiente en nuestra legislación”, dijo entonces la sexóloga en una declaración publicada en la página digital del CENESEX.
La asistencia al evento es gratuita y abierta al público, aunque será necesario inscribirse previamente a través del sitio digital de la Escuela de Leyes de la Universidad de Rutgers. En las apertura del evento hablarán Ronald K. Chen,  decano en funciones de la Escuela de Leyes, y  Ras Baraka, alcalde de la ciudad de Newark, donde radica la prestigiosa universidad del estado de Nueva Jersey.
Visitas protegidas
Castro Espín, de 52 años, no visita Estados Unidos desde abril del 2013, cuando asistió invitada a un programa de Naciones Unidas. Inicialmente el Departamento de Estado limitó sus movimientos a un radio de 25 millas a la redonda de la sede de Naciones Unidas en Nueva York, pero luego de gestiones del grupo Equality Forum para que asistiera a un evento académico y una cena de premiación en Filadelfia, las autoridades estadounidenses le extendieron la aprobación para que pudiera trasladarse hasta allí.
Acompañada de su esposo, el ciudadano italiano Paolo Titolo, la permanecia de Castro Espín en territorio estadounidense se extendió entre el 23 de abril y el 6 de mayo. y como había sucedido en una visita anterior, agentes del Buró de Seguridad Diplomática (BDS) le brindaron protección durante su estancia en el país.
El BDS es el brazo de seguridad y vigilancia del Departamento de Estado y sus agentes especiales protegen dignatarios y funcionarios extranjeros de alto rango que visiten al país. El Departamento de Estado también ofreció protección a Castro Espín durante la visita de 12 días que realizó en el 2012 a las ciudades de San Francisco y Nueva York. En esa ocasión, la directora del CENESEX  intervino en el XXX Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), en San Francisco, y ofreció una charla en la Biblioteca Pública en Manhattan, en Nueva York.
En esa ocasión, fuentes especializadas en temas de seguridad diplomática estimaron que el costo de la protección de Castro osciló entre los $30,000 y $50,000 dólares.
La pasada semana Castro Espín viajó a Santiago de Chile para participar en la Cumbre Las Mujeres en el Poder y en la Toma de Decisiones, organizada por ONU Mujeres y en la cual asistieron líderes femeninas de más de 60 países.
Tras su arribo a Chile fue recibida en audiencia privada por la presidenta Michelle Bachelet en la Sala María Luisa Bombal de la Estación Mapocho, según informó un comunicado de la presidencia chilena.