Rusia advierte a EEUU que la presión sobre Caracas tendrá 'graves consecuencias'

Moscú participará en los ejercicios militares que Maduro anunció después de que Obama declarara a su Gobierno como una amenaza. DDC

La actual crisis en Venezuela podría tener graves consecuencias para la situación en la región de América Latina en su conjunto, según afirmó este jueves la cancillería rusa este jueves, según informó el canal favorable al Kremlin Rusia Today
Moscú expresó a través de un comunicado su preocupación por la evolución de la situación en el país caribeño, y acusó a Washington de "aumentar agresivamente" la presión política a Caracas. 
"Observamos con preocupación el aumento de las tendencias negativas que desestabilizan a la República Bolivariana de Venezuela, con la que Rusia mantiene estrechos lazos de amistad y asociación estratégica".

"Tal desarrollo de la situación conlleva una amenaza para la estabilidad democrática en ese país y puede tener graves consecuencias para la situación en la región de América Latina en su conjunto", señaló el Gobierno ruso.
También indicó que "la posición de muchos miembros de la comunidad internacional, que abogan por encontrar soluciones constructivas a los problemas internos de Venezuela, contrasta abiertamente con el aumento de la agresiva presión política y de las sanciones por parte de Washington". 
"Por nuestra parte —sigue la declaración de la cancillería rusa—, reafirmamos nuestra firme solidaridad con el pueblo de Venezuela y con su Gobierno legalmente elegido, y nos oponemos fuertemente a cualquier forma de violencia y de golpes de Estado como herramienta para derrocar gobiernos legítimos de los Estados soberanos".
Por otro lado, el ministro de defensa venezolano, Vladimir Padrino López, invitó a su colega ruso Serguéi Shoigú, para que formen parte de los ejercicios militares anunciados por Nicolás Maduro. Rusia ha aceptado la invitación. 
Asimismo, como parte de los acuerdos previamente firmados durante una visita de Shoigú a Venezuela realizada en febrero pasado, el Gobierno de Maduro permitirá una "entrada amistosa de buques rusos en los puertos del país latinoamericano".