El cubano no vale un kilo prieto, pero el ruso, el chino, el coreano, tampoco, nada, expresando una crisis de conciencia


Por Maura Barrabí

Terminando de postear algunas noticias en mi blog respecto a este amor entre la Habana y Washington, me vinieron a la mente muchas cosas, compartiendo en facebook con un ruso que reside en Chicago y hablamos mucho en una pagina de camioneros donde el tema principal en si, no es la camionada, sino la política, y dicho sea de paso, ese ruso se da a la tarea de traducir en google las noticias que pongo en mi blog. Me hice café y fumándome un cigarro he caído en cuenta que no solo con los cubanos el gobierno americano y medio mundo han sido injustos, quiero quedar bien conmigo misma, aunque lo más probable es que para muchos este equivocada, pero, como siempre, digo lo que pienso.

No voy a buscar fechas ni datos históricos porque realmente no siento la necesidad de apoyarme en nada ni en nadie para decir lo que el mundo conoce, aunque no le pongan atención. Y es que cada cual grita cuando le pisan el cayo.

Lo primero que me vino a la mente fue los intercambios de historias que tuve con polacos, rusos, rumanos que trabajaban para la misma compañía que mi esposo (ya mi esposo no trabaja para ellos), la cual tiene su cede central en Canadá ( Blue Line), donde los rusos se pueden decir que son mayoría en ciertos sectores al igual que los polacos, quienes van allá a trabajar, ya que en sus paises a pesar de que no existe ya "comunismo", no ganan para vivir decentemente.


Los rusos han pasado por un comunismo mucho más intenso y cruel que el de Cuba, al igual que China y Corea, no están a 90 millas, eso hace una gran diferencia para al menos evitar una masacre, el pueblo americano que es de buen corazón, rápidamente aprobaría una guerra y sacan a los castros en media hora del poder , y eso no es realmente lo que se busca, ni se ha buscado nunca.

Cuando se desmorono la antigua URSS, bajo la administracion de Reagan el mundo celebro y dió apoyo al hecho, pero, solo los rusos de a pie, en especifico los que vivían aquí, sufrieron lo que hoy sufrimos nosotros. Los comunistas dictadores rusos, no pagaron un solo muerto, y ellos tienen un holocausto de casi 60 millones de seres humanos, y nadie se metió para evitar eso, como no se metieron en China donde hubo muchos más millones de muertes y siguen sumando a diario. Los rusos se sintieron dolidos y traicionados, ellos sabían que los cambios eran fachada y que la KGB se quedaría al mando y que no devolverían nada de lo robado, y que en ves de progresar como esperaban muchos ilusos, sucedería todo lo contrario. En Rusia hay una miseria de tres pares, sin embargo, millones de turistas acuden allí a diario, como igual van a ver la Muralla China sin importarles que están pisando suelo de dictadores, asesinos, gente que no respeta los derechos individuales a los que todo ser humano tiene derecho.

Por otro lado, los Estados Unidos tiene negocios con China, miles de empresas americanas están allí, pagando salarios miserables a personas que incluso terminan suicidándose por el hostigamiento de no ver una solución para ellos, y prefieren la muerte a seguir viviendo peor que los perros, que dicho sea de paso, es un alimento para ellos y no una mascota. Y a nadie le interesa eso.

Ese ruso que mencione al principio, siente lo mismo que nosotros: que los "rusos nuevos" no son rusos, son de otra especie, hechos en laboratorios, quienes al llegar aquí o a Canadá por ejemplo, solo saben hablar de que cuando tengan dinero van a Rusia, tomar Vodka, mal hablados hasta por gusto, y según él ha podido comparar es nuestra misma historia, ya que el comunismo se basa en acabar con la idiosincrasia, el respeto, la religion, la moral. Para un ruso establecido aquí o Canadá desde hace años, un recién llegado es lo mismo que un balsero de esos de la cumbancha del año y un día, sin embargo, aquí nadie habla de eso, y cuando decimos rusos, generalizamos sin querer en si, lo mismo que hacen ellos cuando hablan de los cubanos, refiriéndose a la cúpula, no al pueblo.

Obama hoy nos hace lo mismo que Regan le hiso a los rusos, la diferencia fue que, aquí contábamos con una economía solida y como no era nuestro cayo, ni asunto a las noticias. Que Gorbachev visitara la Casa Blanca se tomó como un éxito. Que los Chinos vinieran bajo la administración de Obama como asco porque estamos pasando una dura situación económica dado a que todo es Made in China, sin contar que da pena recibir con honores a semejantes dictadores en la nación más poderosa y democrática del mundo. Los chinos que residen en California por ejemplo vieron esa visita con el doble de rabia que ningun otro grupo étnico de los que viven en este país.

Ahora, el cambalanche es con Cuba y nos duele a los cubanos, los rusos, los polacos, los franceses etc, están ocupados en los suyo, y las noticias de Miami, no son las de Europa, ni las de New York, para cada pueblo , la cucharada que les toca, no la que merecen, el mundo vive desinformado completamente. Claro, quien disponga de Internet y no le de uso, es un irresponsable.

Los cambios en Cuba no nacieron ayer, ya estaban planificados, y se fueron dando los pasos necesarios, y todo llegara hasta el fin del plan y no pasara nada. Como nada ha pasado en República Dominicana, que hum, la tenemos muy cerca, supuestamente "democrática", y hay un hambre y una miseria de espanto. Sin embargo, mientras un dominicano trabaja por par de pesos al día para empresas extranjeras, el Hotel Barcelo está repleto de turistas que no saben que fuera de esas áreas hay gente que no tiene ni que comer, sin embargo van a vacacionar con mucho entusiasmo, empezando por los cubanos de Miami, no porque sean malos, porque sencillamente están situados como un pais libre y eso ya les es suficiente. Sin embargo, el dominicano que no tenga una cuenta con diez mil dolares en un banco, este país no le da visa para que vengan de paseo, así de sencillo, ellos saben que son potenciales inmigrantes.

De manera que, siendo justos, hay muchos seres humanos sufriendo dictaduras al igual que nosotros, mirando como nadie se acuerda de ellos, por el contrario, los paises se codean con sus verdugos. Así las cosas. El cubano no es el primer traicionado, ni sera el último, solo somos parte del juego que beneficia a los grandes intereses.

La libertad tiene un precio, es la calle, pero, comprendo que todo pueblo necesita una mano que mueva la cuna, un Walesa por ejemplo, y eso, no lo costean, no conviene, todo el mundo empresarial quiere esclavos a bajo costo, y quitarse la bota depende no solo de valentía, tambien de sustento, porque para salir a luchar en la calle hay que tener un plato de comida resuelto y ese solo se lo dan a los "opositores" bajo la condición de que sean pacíficos, y con pacifismo, ni Napoleón, ni los americanos han ganado guerra alguna. El pacifismo es una forma de crear una oposición ficticia que les permita a los grandes empresarios apoderarse de los pueblos, y no empoderar a los pueblos como quieren hacer creer. Que Dios ponga su mano, el mundo va mal, muy mal.