El Gobierno cubano abre una cuenta con el Banco Stonegate en la Florida


Vaya, aquí tienen el nombre del banco, llegó el nombre, si lo tiene, ya sabe, se queda con ellos o se va a otro. No es el mio, menos mal. Por cierto, ¿ya levantaron el Embargo entonces, no? Maura Barrabí
------------------------------
La delegación diplomática lleva más de un año sin una entidad financiera con la que realizar sus operaciones./DDC

La Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos abrió una cuenta en el Banco Stonegate, en Fort Lauderdale, al norte de Miami, después de que en 2014 se quedara sin servicios bancarios en este país, informa EFE.
La noticia de la apertura de la nueva cuenta bancaria en el Stonegate ya había sido adelantada el martes por una alta funcionaria estadounidense, que pidió el anonimato y no identificó el banco porque el Gobierno cubano no ha hecho aún un anuncio oficial al respecto.
La Sección de Intereses cubana lleva más de un año sin un banco con el que realizar sus operaciones debido a las sanciones derivadas del embargo comercial a la Isla, y el régimen ha mencionado ese problema como una prioridad en las negociaciones que mantiene con Estados Unidos para normalizar sus relaciones diplomáticas.

Precisamente, delegaciones del Gobierno cubano y del estadounidense sostendrán este jueves la cuarta ronda negociadora.
El Stonegate Bank es un banco de negocios orientado a la gestión de inversiones y patrimonios, y cuya principal misión es "ser reconocido como el principal banco privado de negocios" en Florida, según destaca en su página web. 
La capacidad de abrir cuentas bancarias y la salida de la lista de países patrocinadores del terrorismo son algunas de las principales demandas del Gobierno cubano al de Estados Unidos para restablecer las relaciones diplomáticas. 
Las reuniones celebradas hasta ahora podrían dar paso en próximas fechas al anuncio de la eventual apertura de embajadas en Washington y La Habana. 
En el pasado, el Gobierno cubano se veía obligado a realizar las transacciones financieras en suelo estadounidense en metálico, una situación que ha cambiado con el proceso de normalización de relaciones entre Washington y La Habana