Rosa María Payá regresa a La Habana para visitar la tumba de su padre

Que excusa tan amorosa caray, sin embargo para juntarse con los "primos" del cambio fraude no sé acuerda de los responsables de la muerte del padre. El mio lleva 43 años en el Cementerio de Colon, me duele, pero, mientras allí exista una dictadura, no iré. (Maura Barrabí)
--------------------------------------
'Regreso ejercitando el derecho que nos asiste a todos los cubanos y cubanas, lo reconozca o no la ley, de viajar a nuestro país cuando lo estimemos conveniente', dice./DDC

La activista Rosa María Payá Acevedo, hija del fallecido líder opositor Oswaldo Payá Sardiñas, llegó este lunes a La Habana para visitar la tumba de su padre y pidió que la acompañen a través de las redes sociales utilizando la etiqueta#UnaFlorparaPaya.
"Pasamos la Aduana de manera expedita", dijo la activista a través de su cuenta en Twitter tras arribar a la Isla junto a las Damas de Blanco Saylí Navarro y Magaly Norvis.
El domingo, Rosa María Payá publicó en YouTube un vídeo en el que anunciaba su decisión de regresar a Cuba "a pesar de hostigamiento, de las amenazas, de la represión" que ha sufrido su familia.

"Regreso a La Habana como una ciudadana cubana, con toda mi documentación en regla, pero también (…) ejercitando el derecho que nos asiste a todos los cubanos y cubanas, lo reconozca o no la ley, de regresar a nuestro país cuando lo estimemos conveniente", afirmó.
Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, murió el 22 de julio de 2012 en Bayamo, junto al activista Harold Cepero, en un suceso que las autoridades cubanas describieron como "accidente de tránsito", pero que la familia afirma fue provocado por la Seguridad del Estado.
La viuda y los hijos de Payá se establecieron en Miami en junio de 2013, alegando que "las amenazas de muerte, el acoso y la segregación por parte de las fuerzas represivas" tras la muerte del opositor, habían "ido in crescendo peligrosamente".
"Mi papá (…) dedicó su vida a luchar por los sueños y las esperanzas de todos los cubanos. El decía que vivía y moría en las manos de Dios, y de esta manera entregó su vida", dijo Rosa María Payá en el vídeo.
"Como mi papá, no tenemos odio en el corazón, pero tampoco queremos vivir dominados por el miedo", añadió.
Pidió que la acompañen en este viaje para recordar el legado de su padre y "honrar su nombre".