Cardenal Ortega llama a “obrar el bien y perdonar las ofensas”

¡Y con ustedes, de nuevo: La Cardenala habla mierda , miliciana bicicletera, que se baja el blumer al mejor estilo de las jineteras! MB
-----------------------
En mensaje navideño transmitido por los medios oficialistas cubanos/Cuba Net

LA HABANA, Cuba.- El cardenal cubano Jaime Ortega felicitó a los cubanos por la Navidad y los animó a festejar esta fecha del calendario religioso con sentimientos de “alegría y esperanza”, en una celebración trasmitida ayer por la televisión estatal.
Ortega trasmitió su mensaje por la fiesta navideña, una celebración que ha ido ganando espacio en Cuba desde hace algunos años, durante un concierto por la festividad en la Catedral de La Habana.

“La Navidad no es una fiesta de fin de año, es en si misma una celebración de un peso grande histórico, espiritual, cultural que tiene su propio sentido, su propio valor”, señaló el cardenal, en un año en el que se le ha visto más veces en la televisión, sobre todo a raíz de la visita del papa Francisco a la isla en septiembre pasado.
Ortega, que es también el Arzobispo de La Habana, subrayó que aunque en la isla hoy las tiendas están llenas de adornos de Navidad “seguimos sin saber lo que es la Navidad” y explicó que es una “celebración de tipo histórico, profundamente religioso y espiritual” en la que se festeja el nacimiento de Jesús.
“Por eso deseamos alegría y esperanza en la Navidad”, recalcó el prelado y llamó a “obrar el bien, perdonar las ofensas, entregarse al servicio de los demás” y encontrar el camino de la “concordia y la paz”, a pesar de “este mundo de carencias aún entre nosotros, donde hay atentados, terrorismo, miserias de todo tipo”.
Las alocuciones de representantes de la Iglesia católica en la televisión estatal cubana no son frecuentes y casi siempre se limitan a estos mensajes, aunque hace unos meses por primera vez en décadas se trasmitió una entrevista al cardenal Jaime Ortega con motivo de la visita papal.
El acceso a los medios de comunicación de la isla ha sido uno de los reclamos de la Iglesia en Cuba durante las últimas cinco décadas.
El día de la Navidad fue declarado festivo por el Gobierno cubano en 1997 después de veintiocho años sin celebrarse, y quedó restablecido oficialmente como día festivo al año siguiente, tras la histórica visita del papa Juan Pablo II (1920-2005) a la isla en 1998.
Desde mediados de los años noventa, se ha ido reinstalando también la tradición del árbol de Navidad y ya se encuentra con facilidad en las tiendas, donde sin embargo no se venden nacimientos o belenes.
También se celebra en las iglesias católicas la tradicional Misa del Gallo, que en el caso de la Catedral de La Habana es oficiada por el cardenal Ortega en la noche del 25 de diciembre. (EFE)