El Estado Islámico reivindica el ataque en un centro social de California

El Estado Islámico dijo el sábado que una pareja que mató a 14 personas en California, en un ataque que el FBI está investigando como un "acto de terrorismo", era seguidora del grupo militante con base en Siria e Irak, informa Reuters.
La declaración del grupo, en una emisión de radio online, llega tres días después de que Syed Rizwan Farook, un hombre de 28 años nacido en Estados Unidos, y su esposa Tashfeen Malik, de 29, nativa de Pakistán, realizaron un ataque en una reunión de compañeros de trabajo en San Bernardino, a unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles.

Ambos murieron horas después en un tiroteo con la policía.
Fuentes del Gobierno estadounidense han dicho que Malik y su marido podrían haber estado inspirados en Estado Islámico, pero no había evidencia de que el ataque estuviera dirigido por el grupo militante o que esa organización supiera quiénes eran. La fiesta que la pareja atacó era para trabajadores de la misma agencia local del Gobierno que empleaba a Farook.
Si se comprobara que la masacre del miércoles estuvo inspirada en militantes islámicos, como los investigadores sospechan, lo convertiría en el peor ataque de este tipo en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.
"Dos seguidores del Estado Islámico atacaron hace unos días un centro en San Bernardino, en California", dijo el sábado la emisión diaria online al-Bayan.
Una versión en inglés de la emisión fue difundida más tarde llamando a los atacantes "soldados" de Estado Islámico, en lugar de "seguidores" como decía la transmisión original en árabe. No estaba claro si la versión en inglés los reivindicaba como miembros del grupo.
La emisión llegó un día después de que Facebook confirmó que comentarios que elogiaban a Estado Islámico fueron publicados alrededor del momento del tiroteo en una cuenta de la red social establecida por Malik bajo un alias.
Sin embargo, no estaba claro si los comentarios fueron publicados por Malik o por alguien con acceso a su página.