Guardia Costera: Emigrantes cubanos saltan al mar o se provocan heridas para evitar la repatriación


Los emigrantes cubanos desesperados por llegar a Estados Unidos son cada vez más violentos y menos cooperativos con el personal de la Guardia Costera que los detiene en altamar, informaron el miércoles las autoridades, citando reportes de intentos de envenenamiento y heridas auto infligidas, informa la AP.
Aunque Washington insiste en que no tiene planes de cambiar la política migratoria hacia la Isla, el temor a que con el acercamiento a La Habana desaparezca la Ley de Ajuste Cubano impulsa la actual oleada migratoria.

Se ha incrementado la seguridad en el trato a los cubanos a bordo de las embarcaciones de la Guardia Costera debido al aumento de personas que saltan al agua, tratan de envenenarse o se provocan heridas, en un intento desesperado por ser llevados a tierra para recibir tratamiento, comentó el capitán Mark Fedor.
"Ha sido un peligroso repunte en los últimos seis meses", señaló Fedor.
De acuerdo a un conteo de la Guardia Costera, recabado de reportes de tripulaciones sobre la hostilidad de los emigrantes en los últimos seis meses, varias embarcaciones improvisadas, que llevaban al menos una docena de emigrantes, se han rehusado a detenerse ante las órdenes de las autoridades estadounidenses, provocando persecuciones que han durado horas.
A bordo de los barcos de la Guardia Costera los emigrantes cubanos interceptados en el mar reciben comida, refugio y atención médica antes de ser devueltos a la Isla. Por la llamada política "pies secos / pies mojados", quienes logran alcanzar las costas estadounidenses pueden quedarse en el país.
Desde el 1 de octubre, la Guardia Costera ha interceptado, capturado o ahuyentado a más de 1.980 emigrantes cubanos, según la AP. En el año fiscal que finalizó el 30 de septiembre, los barcos de la institución evitaron que 4.473 emigrantes cubanos llegaran a tierras estadounidenses, un incremento con respecto a los 3.737 del año fiscal 2014 y los 2.218 en 2013.
Tan solo este mes, las autoridades estadounidenses han hallado en el mar a 435 emigrantes cubanos, en comparación con los 355 de enero de 2015 y los 240 del mismo mes de 2014.