Waldo Balart: La disidencia de los artistas jóvenes está 'haciendo mucho por la libertad en Cuba'

Yo no puedo señor Waldo Balart apoyar esa "disidencia" del viene y va que se traen los artistas jóvenes cubanos, en primera porque ninguno se queda, vienen hacer plataforma politica a Estados Unidos y a otras partes del mundo, y el Sexto específicamente no lo considero un artista, el grafitero en cuestión es un aprieta pomos de atomizadores de pintura , para ser más exacta, garabatos, que de haber hecho uno por alguna pared estadounidense, lo cogen, lo multan y va preso por arruinar la propiedad privada, sin contar que su español en lo único que es rico y esplendido es en malas palabras, y ese tono de guapería barata que tienen todos los raperos o reguetoneros que vienen al exilio como Gente de Zona, y sin más, cuando ya tienen su mascada, salen de carrera a Cuba a entregar el 80 o más porciento de su ganancia al regimen. Si se quedaran como exiliados y se mantuvieran pidiendo el derrocamiento del sistema, los apoyaría, mientras tanto, no me interesan sus performance. MB
--------------------------------
El pintor cubano Waldo Balart, uno de los principales exponentes del arte concreto, opinó este jueves en declaraciones a la agencia EFE que la disidencia creativa de los artistas jóvenes está "haciendo mucho por la libertad en Cuba" y hay que apoyarlos.
Amigo de Andy Warhol y afincado en Madrid desde 1970, es uno los artistas que ha apoyado al grafitero cubano Danilo Maldonado Machado (El Sexto) en su primera exposición en Estados Unidos, que se inaugura este jueves en la Market Gallery de Miami.

Además de enviarle desde Madrid, un mensaje grabado, estará presente en la Market Gallery gracias a una película hecha por Warhol en 1965, The Life of Juanita Castro, que será proyectada durante la inauguración.
En una entrevista telefónica con EFE, Balart se divirtió recordando la película salida de The Factory, el laboratorio artístico de Warhol. El filme es una "burla" en la que los personajes de Fidel Castro, el Che y otros son interpretados por mujeres.
El pintor, cuyo nombre real es Waldo Díaz-Balart, nació Banes (Cuba) en 1931. Es hermano de Mirta Díaz-Balart, la primera esposa de Fidel Castro, y tío de los políticos cubanoestadounidenses Mario y Lincoln Díaz-Balart.
En el filme de Warhol hace de sí mismo.
Para Waldo Balart, algunas de las cosas que están haciendo artistas jóvenes cubanos como El Sexto son el equivalente actual a lo que hacía Warhol en los años 60.
"Es muy valiente y un gran artista", señaló sobre El Sexto, quien estuvo diez meses en la cárcel, hasta septiembre de 2015, por haber intentado hacer una performance en La Habana con dos cerdos vivos a los que había pintado los nombres Fidel y Raúl.
El título de la exposición en Miami, patrocinada por la galería londinense Pollock y por la Fundación de los Derechos Humanos de Estados Unidos, es precisamente Pork, cerdo en inglés.
Maldonado, de 32 años, fue declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional y galardonado con el premio Internacional Václav Havel 2015 a la Disidencia Creativa.
Balart, quien recientemente sufrió un accidente y debe usar una silla de ruedas, subrayó que hay que apoyar a los jóvenes disidentes como El Sexto, porque "en Miami ahora se habla de Cuba y de los artistas cubanos que entran y salen, pero no se habla de los derechos humanos y de las cosas malas que suceden allí".
El pintor se fue en 1959 de Cuba a Nueva York, donde vivió toda la explosión artística de los años 60, y ha tenido una vida "un poco bohemia", por lo que solo puede "vanagloriarse" de su trabajo, dice.
A los 85 años, sigue activo y preparando exposiciones, como una que se exhibirá en septiembre en Colonia (Alemania). Algunas de sus obras están en este momento en la feria de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO) y en Art Madrid.
"Considero al arte como un compromiso ético con la vida a través de la estética y como un camino del conocimiento en el cual la forma y la estructura en la obra de arte nos ofrecen el rigor y la disciplina y el color la fantasía", escribe en su web.
En esa página habla de su vida y de su pintura, presente en museos y colecciones de todo el mundo. También, de otros artistas, como el colombiano Fernando Botero, que fue su vecino en Nueva York.
"En 1959 me mudé a Nueva York donde dediqué la mayor parte de mi energía a desarrollar mi creatividad. Fidel Castro había tomado el poder en Cuba y estaba seguro de que impondría un gobierno comunista, totalitario y represivo; mi hermana se había divorciado de él y tenían un hijo", recuerda en su web.