Obama está considerando nuevas medidas para aliviar restricciones al comercio y los viajes a Cuba



¡Que bien vamos! Bueno al paso de esta conga en diciembre Raúl comerá croquetas en el Versalles y después puerco, y bailará Regueton el la White House...Hasta que se Seque el Malecón. Pa'lante el carro. MB.
-------------------------
DDC
El presidente estadounidense, Barack Obama, está considerando nuevas medidas para flexibilizar las restricciones de viaje, comerciales y bancarias, y podría anunciarlas alrededor de los días de su viaje a La Habana, dijeron este lunes fuentes cercanas a las discusiones citadas por Reuters.

Según la agencia, ayudantes de congresistas y fuentes fuera del Gobierno dijeron que el momento es aún incierto, pero la Administración podría presentar sus medidas antes o durante la visita de Obama, que tendrá lugar el 21 y 22 de marzo.
"Se dará a conocer un paquete de regulaciones (…) con una mayor expansión de los viajes, y más (cambios) en comercio", dijo una persona familiarizada con las discusiones.
Asesores de Obama están considerando cambios que hagan más fácil visitar Cuba a los estadounidenses que califiquen dentro de las 12 categorías aprobadas hasta ahora.
La Casa Blanca también estaría analizando posibles revisiones y aclaraciones de cómo el dólar se puede utilizar en el comercio con La Habana.
Según Reuters, en el viaje a la Isla acompañará al mandatario una delegación de 20 senadores y congresistas. Aunque los detalles se están concretando, fuentes legislativas dijeron que la Casa Blanca espera que el grupo incluya a demócratas y republicanos, para mostrar un apoyo bipartidista a la normalización de relaciones con La Habana.
Una fuente del Congreso dijo que se espera que muchos legisladores quieran unirse al viaje, por lo que la Casa Blanca está gestionando un avión para transportarlos por separado.
Obama cree que su histórico viaje a Cuba ayudará a acelerar cambios en la Isla.
Las negociaciones de la Administración Obama con La Habana para normalizar relaciones han encontrado una dura resistencia entre algunos legisladores, especialmente republicanos.