Bill O’Reilly vuelve decepcionado de su visita a Cuba


Si alguien va a Cuba como lo hiso el comentarista político, Bill O'Reilly y regresa con la verdad en la mano y la cuenta a sus televidentes, es un acto de aplaudir, los cubanos le debemos que él ha puesto sobre aviso al mundo y a los americanos, sobre todo a la juventud, y más que nada como ha desenmascarado a todos estos izquierdosos, locos por hacer negocios en Cuba, sin importarles el dolor de un pueblo que sufre. Bravo por él, por eso lo sigo, no se calla nada de nada. Maura Barrabí
-------------------------------------
El comentarista de la cadena FOX desnudó al gobierno de la isla, y retrató la pobreza de la gente, en una cruda reseña de su estancia en La Habana.
El analista político estadounidense Bill O'Reilly dijo en el programa The O'Reilly Factor, que transmite la Cadena FOX, que Cuba es un Estado policial, y que casi todos los cubanos viven en una pobreza extrema.

O'Reilly viajó recientemente a la isla, tras la visita que hicieron el presidente de EEUU, Barack Obama, y el grupo inglés The Rolling Stones.
El comentarista criticó al Gobierno cubano por ocultar al pueblo y al mundo todo lo que ocurre en su territorio nacional, como las golpizas y arrestos de opositores, y por controlar las comunicaciones en el país.
O'Reilly también indicó que después de 57 años de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro, "el salario de aproximadamente el 75% de los trabajadores cubanos proviene del Estado, y consiste en $24 mensuales, dinero con el que casi nadie puede vivir".
"La mayoría de los cubanos carece de aire acondicionado, las casas se están cayendo, y casi no tienen papel sanitario", señaló.
Además, explicó que cuando alguien les envía dólares a los cubanos, éstos tienen que ir a los bancos para cambiarlos, mostrar una identificación y "sus nombres son colocados en una computadora, y reportados a las autoridades".
O'Reilly calificó los hoteles existentes en La Habana como un verdadero desastre.
Explicó que la mayoría de sus huéspedes son canadienses y europeos, y que las tarifas de habitación son tan altas como las de Miami, pero con menos calidad.
"Quizás encuentres tu cuarto limpio, quizás no. ¿Agua caliente en la ducha? No (…) Toallas, difíciles de conseguir y un maletero que te acompañe hasta tu cuarto de hotel, olvídalo. La comida es aceptable".
O'Really dijo que "los hermanos Castro controlan absolutamente todo en el país, y son respaldados por el Ejército. Se enriquecen con el dinero que los turistas como él dejan en la isla. Ellos (las autoridades) viven muy bien, mientras el resto de la población sobrevive en condiciones deplorables".
"El Socialismo nunca ha trabajado", indicó.
O'Really agregó que "cada estadounidense debería viajar a Cuba, pero para que comprenda de cerca cómo trabaja un gobierno centralizado".
Y envió un mensaje a los jóvenes estadounidenses:
"Y los jóvenes estadounidenses que piensan que Bernie Sanders es la solución correcta (Very cool!) deberían visitar de forma obligatoria Cuba. La realidad es que sólo el capitalismo puede rescatar la isla (…) incluso si el embargo comercial estadounidense fuese levantado, y se desarrollara el comercio, el Estado cubano decidiría lo que cada quien iba a recibir en un sistema socialista-comunista", concluyó O'Reilly.