'El Duque' Hernández volverá a la Isla como figura principal de un torneo con fines benéficos


Mira que bien, Livansito, el de: I Love You Miami....Para Cuba, que les vaya bien, siento mucho al apoyo que les dimos. MB
----------------------------------
DDC
Orlando El Duque Hernández regresará el mes próximo a la Isla como figura principal del Torneo Con el Golf en la Sangre. Según publica el diario El Nuevo Herald, el cuatro veces campeón de la serie mundial asistirá al evento que tendrá lugar en Varadero a partir del 6 de mayo, con el objetivo de recaudar fondos para el centro La Edad de Oro, el hogar para impedidos físicos y mentales en La Habana.

"Cuba siempre ha estado y estará en mi corazón", dijo El Duque, quien vuelve tras 19 años de ausencia. "Jamás he olvidado a mi gente, porque conozco muy bien de dónde vengo. Ardo en deseos de reencontrarme con los míos, ya sea en la calle, la playa, el parque o caminando por el malecón".
El Duque es el primero de un grupo de hombres de negocio y del mundo del espectáculo que asistirán a la cita en el Varadero Golf Club, donde también estarán otras luminarias del deporte como Liván Hernández, Rey Ordóñez y Luis Castillo.
"Ha llegado el momento de que El Duque regrese a Cuba y que lo haga por una causa que vale la pena'', expresó Omar Claro, el creador de Con El Golf en la Sangre citado por el diario miamense. "Ningún pelotero cubano vivo desata tantas pasiones y la gente de su tierra, de toda la Isla, quiere verlo y abrazarlo. Han pasado muchas cosas, pero ha llegado el momento''.
Recientemente, las Mayores celebraron en La Habana un choque entre la selección cubana y los Rays de Tampa Bay; y en diciembre un grupo de estrellas, incluidos cuatro conocidos peloteros cubanos, visitaron el país y ofrecieron clínicas de béisbol a niños.
En ambos momentos se echó de menos la figura de El Duque, quien ha alcanzado proporciones casi míticas por la forma en que se le trató tras la partida de Liván, su escape posterior y sus triunfos en las Mayores, cuando muy pocos creían en su capacidad para reinventarse y sobrevivir.
"Que quede claro que, al finalizar el torneo, estaremos en La Habana y cada persona de la delegación podrá moverse libremente e interactuar con sus familiares y amigos'', recalcó Claro. "Este viaje no tiene nada que ver con Grandes Ligas ni ninguna otra organización. Es un evento con fines caritativos en un momento de unión entre ambas orillas''.
Según El Nuevo Herald Con el Golf en la Sangre ha tenido varias versiones en Miami para beneficio de centros infantiles, pero esta es la primera vez que viaja fuera de las fronteras para ayudar a La Edad de Oro, una residencia que ofrece cuidados a 200 niños y jóvenes.
Claro y otros organizadores supieron de este centro por un conmovedor relato de una hermana de la caridad de San Vicente de Paul, Sor Yaileni Ponce Torres, el 20 de septiembre del 2015 ante el papa Francisco.
"Cuando hablé con los hermanos Hernández, ellos me dieron todo su apoyo desde el principio'', apuntó Claro, quien luego de una carrera en el periodismo se ha especializado en organizar eventos. "No puede haber mejor manera para unir el amor por Cuba, por su gente, que ayudándola de esta manera''.
No es la primera vez que Orlando y Liván ofrecen su mano hacia los necesitados de la Isla —señala el rotativo—, pues tras el paso de los huracanes Gustav y Ike en el 2008, junto a Claro y Caritas Cubana organizaron un juego que bajo el nombre de "Un Jonrón para Cuba'', recaudó fondos para ayudar a los damnificados.
Inolvidable por sus triunfos con Industriales, los Yankees y los Medias Blancas, el nombre de El Duque Hernández sigue estando vigente en el imaginario de los fanáticos cubanos.
Desde sus tiempos en las Grandes Ligas, El Duque y Liván comenzaron a enamorarse del golf y han participado en torneos de categoría —sin llegar a ser profesionales—, que les ha ganado el respeto de la comunidad de practicantes de este deporte en el sur de la Florida.
Pero más allá del impacto financiero y deportivo, lo más importante será el factor humano de esta visita, que será el primer evento de golf de celebridades desde el realizado en noviembre de 1958 en Colinas de Villareal por el mítico Johnny Weismuller, el tarzán de Hollywood y multicampeón olímpico de natación.
"Ha llegado el momento del reencuentro'', recalcó Claro. "Los fanáticos tienen la pasión, Orlando y Liván tienen el deseo. El amor a Cuba hace posible este momento”, concluyó.
En 1996 El Duque Hernández fue suspendido por las autoridades deportivas de la Isla tras diez campañas exitosas. Le habían acusado de intentar escapar del país.
Un año antes, en 1995, su hermano Liván había abandonado la Selección Nacional en un entrenamiento en México.
La Nochebuena de 1997, apenas dos meses después de que Liván fuera proclamado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial con los Marlins de la Florida, El Duque escapó de la Isla en una balsa.
En 2005 ganó su cuarto anillo con los Medias Blancas de Chicago, donde aún se recuerda su relevo ante Boston en el playoff divisional, cuando entró a lanzar con las bases llenas, sin outs, y cortó de golpe la rebelión de los Medias Rojas.