El MININT incautó 1.266 kilogramos de drogas en toda la Isla en 2015


¡Droga en la Isla Tropical, no me digas, que raro! Descarados;.... MB
---------------------------------
DDC
En el 2015 se incautaron de manera general en todo el país 1.266 kilogramos de drogas y se llevaron ante la justicia 1.363 personas, de ellas 44 extranjeras, según informó el jefe de la Dirección Antidrogas del Ministerio del Interior (MININT), coronel Juan Carlos Poey.

Poey dijo el martes en el programa Mesa Redonda de la televisión estatal que todos los ciudadanos implicados en los casos de tráfico "fueron sancionadas de acuerdo con la política jurídica penal aprobada".
Según recoge el diario oficial Granma, el coronel informó que entre las drogas incautadas están la marihuana, los sicotrópicos, los medicamentos controlados y en menor medida la cocaína, el crack y el hachís.
Poey dijo que las fuerzas del MININT no permitirán que la Isla sea tomada como vía de tránsito de drogas y "mucho menos para que narcotraficantes se instalen aquí" y la conviertan en "almacén de estupefacientes".
"Gracias al trabajo de nuestras fuerzas antidrogas, se logró evitar que un por ciento importante de esas sustancias lleguen al traficante y mucho más, que sea consumida por nuestros jóvenes", manifestó.
En el habitual programa, tribuna ideológica del Gobierno, intervinieron varios funcionarios de ministerios, presentes en las labores contra el tráfico de drogas y las campañas contra su consumo.
El viceministro de Salud Pública, Alfredo González, dijo que las drogas también son una amenaza para la sociedad cubana, donde las más comunes —según señaló— son aquellos narcóticos, medicamentos sedantes, o de efectos similares, que se consumen solas o con alcohol y "que pueden llevar a la muerte de la persona".
Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, manifestó que la escuela es el espacio ideal para "potenciar los factores protectores en detrimento de los de riesgos".
"Nuestra labor va encaminada a prevenir que estos hechos ocurran y evitar que los estudiantes lleguen a consumir drogas —indicó—, es por eso que junto a otras instituciones hacemos un trabajo comunitario con los jóvenes para centrar su atención en actividades deportivas, culturales y recreativas de sano esparcimiento".
A mediados de abril, agentes policiales y autoridades antidrogas de Panamá decomisaron 401 kilos de cocaína que en una primera declaración dijeron que procedían de Cuba. La droga fue hallada dentro de un contenedor en un puerto panameño, camuflada entre tanques de miel de caña, y tenía como destino Bélgica.
Más tarde, un alto funcionario señaló que la sustancia ilícita pudo haber sido cargada en el puerto panameño de Colón y haberse infiltrado en el contenido procedente de la Isla. Las investigaciones continuaban pero hasta el momento no ha salido a la luz ningún otro detalle.