José Daniel Ferrer: Todavía 'la persecución es grande', pero 'cada vez hay menos delatores'


Se lo creo, los delatores son los que como él están al frente de la "oposición" apuntaladora del regimen. MB
---------------------------
DDC
El disidente y exprisionero político cubano del Grupo de los 75 José Daniel Ferrer llegó este miércoles a Miami con un permiso especial de salida de Cuba por una única vez, para reencontrarse con su familia, informa EFE.

Ferrer, que es el secretario ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), uno de los grupos más activos de la disidencia interna cubana, fue recibido en el aeropuerto por su madre y su hermano, a los que no veía desde 2010.
Numerosos medios de la comunidad cubana de Miami acudieron también al aeropuerto, donde el líder disidente hizo declaraciones antes de irse con sus familiares.
Ferrer señaló que después de este viaje, que va a durar tres meses, regresará a Cuba, donde todavía "la persecución es grande", pero "cada vez hay menos delatores" debido al "descontento" popular con el Gobierno.
Según dijo a los canales de televisión local, tiene previsto visitar distintas ciudades de Estados Unidos y también viajar a Europa.
El disidente explicó que inició el recorrido por Miami porque es donde están sus familiares, amigos y "cubanos que tanto se sacrifican" para ayudar a los opositores en la labor que llevan adelante en la Isla.
"Cada vez el pueblo cree menos en el régimen", dijo en las declaraciones recogidas por los medios.
Señaló que la tarea pendiente para la disidencia interna es "unir a los que saben luchar contra el régimen".
Ferrer destaco asimismo la importancia de hacer llegar información veraz a los cubanos.
"Aunque los reporteros corren el riesgo de que les quiten las cámaras para que no reporten lo que ocurre en las calles, ellos siguen buscando alternativas para divulgar todo, porque la información ayuda mucho al despertar del pueblo", subrayó.
Ferrer es uno de los once exprisioneros del Grupo de los 75 que rechazaron el exilio como condición para ser excarcelados, durante las conversaciones del Gobierno cubano y la Iglesia Católica en 2010, que terminaron con la deportación masiva de prisioneros políticos a España.