'Los Papeles de Panamá' muestran la implicación de altos funcionarios cubanos en decenas de negocios

Los funcionarios del Partido Comunista de Cuba utilizaron a un abogado suizo para establecer compañías offshore para sus actividades de negocios globales, revelan Los Papeles de Panamá.
La filtración sin precedentes de 11,5 millones de documentos de la firma de abogados Mossack Fonseca, en Panamá, expuso las acciones offshore y transacciones financieras sospechosas de jefes de Estado, funcionarios y celebridades de todo el mundo.

La ley cubana no incluye ninguna normativa específica sobre funcionarios del Estado y las offshore, pero dichos tratos serían cuestionables en el país estrictamente comunista.
Los documentos revelan que Albert-Louis Dupont Willemin, un abogado de una familia suiza aristocrática, fue un asesor jurídico de alto nivel e intermediario en más de 20 empresas offshore con vínculos comerciales en Cuba.
Dupont Willemin, que también funge como cónsul honorario de Guatemala en Ginebra, creó dos compañías offshore ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas a través del agente registrado Mossack Fonseca - Curtdale Investments Limited y Ardpoint Company Inc.
La oficina de Dupont Willemin dijo que él no tenía interés en comentar sobre este asunto.
Hernán Aguilar Parra, miembro de la Asamblea Nacional del Poder Popular, aparece en los documentos de Panamá como director de ambas compañías. Parra dejó de ser miembro de la Asamblea en noviembre de 2015, un año después de las elecciones generales de 2014.
De acuerdo a los datos filtrados, los paraísos fiscales están asociados con el Grupo Empresarial Tabacuba, una compañía estatal que posee toda la producción y comercialización del tabaco cubano. Parra también sirvió como director de Tabacuba hasta 2015. Se cree que Parra ha abandonado el sector del tabaco.
"Los diputados [de la Asamblea cubana] tienen restricciones", dijo un portavoz del Centro de Información Legal Cubalex. "La función de los diputados es ad honores [no incluye ninguna recompensa] y no puede ser utilizada para beneficios personales. Es uno de los deberes establecidos por la legislación vigente".
"La ley no impone a los gerentes o directores de empresas ninguna prohibición al respecto de establecer relaciones con empresas privadas", continuó el portavoz.
"Pero no sería muy bien visto que un funcionario del Estado, aprovechando la función de su cargo, estableciera relaciones comerciales con empresas privadas".
El exdirector de producción de Tabacuba, Inocente Osvaldo Encarnación, también fue vinculado a la offshore Ardpoint Company Inc. Durante una entrevista telefónica, Osvaldo Encarnación confirmó que era accionista de una empresa, pero se negó a nombrarla. Asimismo, se rehusó a comentar sus vínculos con Ardpoint.
Los registros de Mossack Fonseca fueron obtenidos por la publicación alemana Süddeutsche Zeitungy compartidos con colegas del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).
Intereses offshore
Aunque los datos filtrados no indican ningún delito específico o una violación a la ley, sí ofrecen una intrigante perspectiva sobre la red de relaciones.
Corporación Panamericana, con sede en La Habana, es la entidad responsable de proporcionar los servicios de Mossack Fonseca a las empresas cubanas. De acuerdo con los documentos, la abogada cubana Katiuska Penado Moreno ha sido la representante legal de la empresa.
En una breve entrevista telefónica, Penado Moreno dijo no tener vínculos "actualmente" con Mossack Fonseca ni con Corporación Panamericana.
El nombre de Penado Moreno apareció en Los Papeles de Panamá en relación con cuatro compañías offshore: Miramar Investment Corporation Ltd, Mercaria Trading, Caribbean Sugar Trader, y Sanford Financial Management.
Penado Moreno aparece como beneficiaria efectivo —un término legal donde los derechos de propiedad pertenecen a una persona a pesar de que el título legal pertenece a otro—. Dupont Willemin aparece como director de las cuatro empresas.
A través de Mossack Fonseca, Dupont Willemin fundó Racuza S.A., una empresa que ofrece ordenadores, periféricos y software para el mercado cubano.
La directora general de inversión extranjera del Ministerio de Comercio Exterior, Déborah Rivas Saavedra, es nombrada en Los Papeles de Panamá como directora de Racuza. Asimismo, aparece como directora de Miramar Investment Corporation Ltd y Caribbean Sugar Trader.
Después de dos días intentado contactar a Rivas Saavedra, su oficina dirigió las solicitudes de información hacia Roberto Berrier Castro, director del Centro para la Promoción del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera. Berrier dijo que no tenía información sobre el asunto.
Entre los subdirectores de Racuza están José L. Fernández de Cossío, exembajador de Cuba en Japón, así como Porfirio Medero Paiva y Hermes Vaillant Hernández, dos abogados cubanos que trabajan para Panamericana.
Paiva, Cossío y Vaillant también aparecen como directores de Miramar Investment Corporation Ltd y Caribbean Sugar Trader.
No fue posible localizar a ninguno de ellos para comentarios.
Los Papeles de Panamá exponen los acuerdos legales entre el Gobierno cubano y Mossack Fonseca.
Consultoría Jurídica Internacional (CJI) es una firma de abogados cubana que presta asistencia y asesoría jurídica a particulares y empresas. También es un socio legal de Mossack Fonseca.
La empresa se convirtió en el principal agente entre el Gobierno cubano y Mossack Fonseca a cargo de proveer servicios legales.
Al ser contactada, CJI dirigió las solicitudes de información al abogado René de Jesús Burguet Rodríguez, cuyo nombre también aparece en un intercambio de correo electrónico entre CJI y Mossack Fonseca. No se recibió respuesta al momento de la publicación.
Los datos filtrados incluyen otros vínculos entre funcionarios y empresas offshore.
La Unión de Investigaciones y Proyectos Hidráulicos es un servicio de consultoría del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), la institución gubernamental encargada de las redes hidráulicas y alcantarillado en la Isla.
La Unión aparece como accionista en Técnica Hidráulica, una compañía offshore con sede en las Islas Vírgenes Británicas y creada a través de Corporación Panamericana. La compañía —propiedad de una sociedad mercantil del INRH llamada Técnica Hidráulica S.A.— operó hasta 2015, cuando, de acuerdo con los documentos de Panamá, fue liquidada.
CJI era encargada, de acuerdo a un contrato, de representar los asuntos legales de las compañías offshore de Técnica Hidráulica S.A. que administra Mossack Fonseca.
Los Papeles de Panamá revelaron a Wilfredo Leyva Armesto, también conocido como William Leyva, como el director de Técnica Hidráulica. Leyva no pudo ser contactado para comentarios.
Un portavoz del Parlamento cubano dijo que no podían responder a las preguntas relacionadas conLos Papeles de Panamá.