Unos 5.000 cubanos en Ecuador esperan una 'respuesta' para salir hacia EEUU


5.000 más, el último que apague las luces. MB
-----------------------------------------------
DDC
Un numeroso grupo de cubanos que se encuentran en Ecuador esperan en las próximas horas una respuesta a la crisis migratoria que viven y que, de resolverse positivamente, permitiría a más de 5.000 personas llegar a la frontera de Estados Unidos, reportó el canal de noticias TVN-2.

Ante la negativa del Gobierno mexicano de concederles visas humanitarias, el grupo realizó el pasado viernes una manifestación hacia la Embajada de Estados Unidos en Quito con el propósito de entregar una carta al embajador en la que se le solicita su mediación con el Gobierno ecuatoriano para establecer un puente aéreo que les facilite llegar a su destino.
Sin embargo, no pudieron entregar la misiva, ya que la Policía ecuatoriana impidió que llegaran a la sede diplomática estadounidense.
El martes pasado, también entregaron una carta dirigida al Papa Francisco en la Nunciatura Apostólica del Estado del Vaticano en Ecuador. La petición fue recibida por el secretario personal de monseñor Giacomo Ottonello Pastorino, nuncio apostólico en el país.
Dos días después, los representantes de la comunidad cubana, Borges Basulto y Roxana Acanda se reunieron con representantes de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, quienes le aseguraron que recibirán "todo el apoyo", según informó el propio Borges Basulto.
"Muchos de nuestros compatriotas lo han perdido todo en los recientes desastres del terremoto del 16 de abril pasado y no pueden regresar a Cuba por justificadas razones", explican en la carta los representantes de la comunidad cubana, Peter J. Borges Basulto y Fernanda de la Fe.
El grupo también ha escrito una carta abierta al presidente ecuatoriano Rafael Correa con copias similares a la presidenta de la Asamblea Nacional Gabriela Rivadeneira y el canciller Guillaume Long.
Según sus organizadores, la iniciativa busca también evitar el incremento del número de cubanos que se encuentran varados en Turbo (Colombia), después de que Panamá cerrara su frontera al paso de migrantes indocumentados y trasladara a más de 3.800 cubanos a México como fruto de un convenio migratorio excepcional.
Tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, decenas de miles de cubanos intentan alcanzar la frontera estadounidense por temor a que terminen los privilegios que poseen con la Ley de Ajuste Cubano.
Entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de abril, 35.652 cubanos habían sido acogidos en territorio estadounidense. Se espera que más de 60.000 cubanos lleguen este año.
Condiciones de hacinamiento e insalubridad en frontera de Colombia con Panamá
Casi uno encima de otro y completamente hacinados permanecen más de 100 emigrantes  cubanos en una bodega de Turbo, en el Urabá antioqueño, mientras continúan esperando una solución para continuar viaje de forma segura hacia Estados Unidos, informó la televisora colombiana Noticias Caracol.
"Estamos como presos, no podemos salir a las calles, pasando mucho calor. Que por favor tomen una decisión lo más rápido posible", expresa Beatriz Barroso, una migrante cubana.
Estas personas en situación irregular quedaron varadas en Colombia, luego del cierre de la frontera con Panamá. Hoy esperan ayuda del Gobierno nacional.
"Estamos aquí sufriendo, pasando como animales, porque toda la familia está del lado de allá esperándonos", expresó una de las mujeres que habita en la suerte de refugio.
Mientras, Miguel Romero Hernández se refirió al drama que viven: "solamente queremos seguir, le estamos pidiendo a las autoridades competentes que por favor hagan lo mismo que hizo Panamá, que hizo Costa Rica, que nos dejen continuar viaje".
"Necesitamos que ustedes nos apoyen para poder continuar hacia Estados Unidos", aseveró otro emigrante.
Los días pasan y los alimentos comienzan a escasear, lo único que tienen es lo que les brinda la comunidad.
"No es justo que personas, ellos son personas no son animales, estén viviendo en la forma en que están", aseveró Ruth Mary Arias, habitante de Turbo.
Según Migración Colombia, solo tienen tres opciones para los emigrantes: regresarlos al país de origen, deportarlos al último país del que salieron o que un tercer país haga la solicitud a Colombia para recibirlos, pero esto aún no ha pasado.