Caracas y Washington acuerdan abrir un canal de diálogo


En otras palabras, el comunismo y los cubiches se quedan en Venezuela, bueno, se les dijo: el que se cansa, pierde, como hemos perdido los cubanos y miles más. MB
---------------------------------------------------------------
DDC
Los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela acordaron el martes en Santo Domingo abrir un canal de diálogo para buscar soluciones a la crisis política por la que atraviesa el país sudamericano, informó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, tras reunirse con la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, informa la AP.

Ambos cancilleres se entrevistaron en la capital dominicana en el marco de la Asamblea General de la OEA.
"Conversamos sobre el referendo revocatorio. Tratamos de decirle que (el Gobierno) debe responder mostrando apertura y respeto de su propia ley", refirió Kerry, según citó la AFP.
Kerry adelantó que, "tan pronto sea posible", el subsecretario de Estado Tom Shannon viajará a Venezuela para encabezar el diálogo, aunque no se estableció fecha. Indicó que, eventualmente, él personalmente podría volver a reunirse con las autoridades venezolanas para avanzar en el diálogo bilateral, que puede incluir la asistencia estadounidense para enfrentar la escasez de alimentos y medicinas en la nación sudamericana.
"Creo que es más constructivo dialogar que aislar", señaló Kerry, al expresar su deseo de que esto lleve a superar "la vieja retórica".
El funcionario estadounidense aseguró que Washington no presionará para que Caracas sea suspendida de la OEA y "no está tomando partido" a favor de la oposición que demanda un referendo revocatorio.
"Apoyamos el proceso constitucional; la oposición tiene ese derecho, según su Constitución", dijo.
En Caracas, el presidente Maduro afirmó haber aprobado estos contactos con Estados Unidos.
"Yo le dije a la canciller (Rodríguez), 'aprobado, vamos a iniciar ese conjunto de encuentros a alto nivel'", aseveró el gobernante en un acto con sus seguidores en el Palacio de Gobierno. Además dijo estar dispuesto a intercambiar embajadores entre ambos países, los que fueron retirados recíprocamente en 2010.
"Yo estoy listo a designar embajador en Washington nuevamente, estoy listo, y normalizar relaciones porque ustedes tienen embajadores en Beijing, en Vietnam y en La Habana y no tiene embajador en Caracas", enfatizó.
La situación política de Venezuela no estaba en la agenda de la Asamblea General de la OEA, pero el tema irrumpió desde la mañana del martes con un enfrentamiento verbal entre Kerry y Rodríguez.
"Siento que ha hablado el amo del mundo, que tiene además el atrevimiento de opinar de otros países", había sostenido por la mañana la canciller venezolana luego de que Kerry hizo un llamado al Gobierno de Maduro para que libere a los presos políticos, respete la libertad de expresión y celebre el referendo.
Kerry dijo que "los venezolanos tienen el derecho de expresar su voluntad de manera pacífica y democrática".
El diplomático estadounidense destacó la preocupación de su Gobierno por la "crisis humanitaria" en Venezuela. "Esta mañana nos enteramos de personas que están muriendo, que mueren en una fila, esperando ayuda médica que requieren", dijo.
Por ello, manifestó su apoyo a la iniciativa del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de invocar a la Carta Democrática Interamericana para analizar la situación del país sudamericano por considerar que la administración de Maduro ha vulnerado el orden constitucional.
"La invocación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana (…) dará lugar a un debate sobre Venezuela de mucha más envergadura. En Estados Unidos estamos listos y dispuestos a participar", adelantó Kerry en referencia a la reunión del Consejo Permanente de la OEA, prevista para el 23 de junio en Washington.
Luego de su entrevista con Rodríguez, Kerry dijo en conversación con periodistas que su país no presionará para que Venezuela sea suspendida de la OEA.
Más tarde en la noche del martes, Maduro anunció que, por iniciativa "de varios países amigos", en el seno de la OEA se convocó al Consejo Permanente de esa organización para que reciba el próximo 21 de junio a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Leonel Fernández, de República Dominicana, y Martín Torrijos, de Panamá.
Los tres exmandatarios están impulsando, con el apoyo de Unasur, un proceso para un eventual diálogo entre el Gobierno y la oposición y lograr salidas a la crisis.
El presidente del Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, confirmó el martes en su cuenta en Twitter que participará en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para exponer la "ruptura (del) orden constitucional en Venezuela".
Allup y otros dirigentes opositores fueron acusados recientemente por Maduro de "traición a la patria" por respaldar las acciones de Almagro. Maduro presentó el 3 de junio en la Corte Suprema de su país un amparo contra los directivos del Congreso por supuesta usurpación de funciones presidenciales en asuntos internacionales.
Almagro invocó la Carta Democrática en un informe de 132 páginas al considerar que existen en Venezuela "alteraciones graves al orden democrático".
La canciller Rodríguez acusó el martes al secretario general de la OEA de trabajar en conjunto con el Gobierno de Estados Unidos para promover un golpe de Estado contra Maduro.
A las quejas de Rodríguez se unieron los representantes de Nicaragua y Ecuador. El vicecanciller nicaragüense Denis Moncada solicitó la renuncia de Almagro por considerar que ha actuado de manera injerencista y fuera de sus atribuciones.
El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, abogó por apoyar la iniciativa de Unasur para mediar entre el Gobierno y la oposición venezolanos.
Kerry indicó a su vez que, además de abrir conversaciones con el Gobierno de Maduro, Estados Unidos también apoya la mediación de Unasur y los expresidentes Zapatero, Fernández y Torrijos.