Castro envía sus condolencias a Obama por la matanza de Orlando


Coño, ahora sí partieron el bate: asesinos condolidos ante un asesinato, sobre todo a una mayoría homosexual, a los que los castros tanto han maltratado, perseguido, en fin, le zumba el mango. MB
---------------------------------
En su mensaje condena “todo acto de terrorismo o de odio”/Cuba Net

LA HABANA, Cuba.- El gobierno cubano expresó hoy sus condolencias así como el rechazo y condena a “todo acto de terrorismo o de odio” en un mensaje enviado por Raúl Castro a Barack Obama, por la masacre ocurrida el domingo en un club gay de Orlando, que dejó 50 muertos y 53 heridos.

“Con profunda consternación conocimos del ataque ocurrido contra un centro nocturno en la ciudad de Orlando, Florida, que causó lamentables pérdidas humanas y decenas de heridos”, manifestó el gobernante cubano en una carta divulgada por medios oficiales en La Habana.
Raúl Castro reiteró que Cuba “rechaza y condena inequívocamente todo acto de terrorismo o de odio en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y cualesquiera que sean las motivaciones que se aleguen para ello”.
Asimismo expresa al Gobierno y pueblo de los Estados Unidos, en particular a “las personas afectadas por esta tragedia y a los familiares de las víctimas, las más sentidas condolencias del pueblo y Gobierno cubanos”.
Durante la madrugada del domingo en una discoteca de ambiente gay de la ciudad estadounidense de Orlando, ocurrió un tiroteo del que se responsabiliza a un ciudadano de origen afgano identificado como Omar Seddique Mateen, de 29 años, nacido en Nueva York, quien murió en enfrentamiento con la Policía tras atrincherarse con rehenes.
Las investigaciones de las autoridades norteamericanas sobre este suceso intentan precisar si el autor de la masacre tiene vinculación con el terrorismo yihadista, después de que el Estado Islámico reivindicara la matanza.
En otro mensaje también divulgado este lunes, el mandatario cubano manifestó sus condolencias y condena al terrorismo a su par de Kazajistán, Nursultán Nazarbáev, por las víctimas que provocaron el pasado 5 de junio ataques perpetrados en la ciudad de Aktobe, con un saldo de siete muertos y más de 30 heridos.