Fundación en Miami propone quitar la residencia en EEUU a cubanos que visiten la Isla


Inspire America quiere modificar la Ley de Ajuste/Cubanet

MIAMI, Estados Unidos.- Una organización sin fines de lucro basada en Miami y surgida del rechazo de una parte del exilio cubano hacia la política de acercamiento de Barack Obama con Cuba, tiene como principal propuesta legislativa una modificación de la Ley de Ajuste Cubano, informa El Nuevo Herald.

La Fundación Inspire America, establecida el pasado agosto por el abogado Marcell Felipe, propone impedir que los cubanos que lleguen a Estados Unidos con una visa de turismo puedan acogerse a la Ley de Ajuste, así como que quienes hubieran obtenido la residencia a través de dicha ley perderían dicho estatus legal si regresan a Cuba.
De esta forma, la propuesta de Inspire America se diferencia de las políticas defendidas por el senador Marco Rubio y el representante Carlos Curbelo, que quieren cambiar la legislación que otorga beneficios automáticos a los inmigrantes cubanos tras su llegada a suelo estadounidense.
En los últimos años se han dado varios reportes de abusos hacia el sistema de garantías que otorgan a los cubanos recién acogidos atención médica gratuita, comida y dinero en EEUU. Asimismo se han incrementado los casos de fraudes de cubanos, lo que ha llevado a una parte de la comunidad de exiliados a rechazar últimamente a quienes llegan de la Isla como refugiados.
“Desmoraliza al exilio cuando tienes una cantidad de personas llegando y quedándose bajo la Ley de Ajuste Cubano, pero regresando porque realmente no son refugiados”, dijo el fundador de Inspire America, añadiendo que la situación “difama al exilio frente al resto de los americanos”.
“Antes de que nos quiten la ley que tanto beneficio le hace a tantas familias cubanas que verdaderamente se lo merecen lo adecuado es modificarla para prevenir sus abusos”, agregó.
Según el abogado de Miami, el gobierno cubano intenta “desmoralizar al exilio trayendo personas que hacen guerra económica contra Estados Unidos”, señalando que “es muy importante que el exilio cubano se despierte y tome control de la situación (…) Se necesita un Miami unido”.