Un exmiembro de ETA que escapó de la cárcel en 1985 hace 'vida normal' en Cuba

El escritor y exmiembro de ETA Joseba Sarrionaindia, que se fugó de la cárcel hace 31 años y ha permanecido desde entonces en paradero desconocido, aseguró que hace años vive en La Habana "haciendo vida normal".
Los periódicos vascos DeiaGara y Berriapublican este domingo una misma entrevista con Joseba Sarrionaindia, con las primeras imágenes del escritor desde su desaparición en 1985. A sus 58 años, aparece sonriente, con el pelo blanco, ante la Universidad de La Habana.
Sarrionaindia ya no tiene ninguna responsabilidad civil pendiente, al haber prescrito en la Audiencia Nacional española todas las causas en las que se encontraba implicado, reporta EFE.
Fue condenado a 20 años de privación de libertad por pertenencia a la banda terrorista ETA y logró fugarse de la cárcel donostiarra de Martutene en julio de 1985, junto al también etarra Iñaki Pikabea, escondidos en el interior de dos altavoces, tras un recital del cantante Imanol.
Sarrionaindia ha conseguido ahora una plaza en la Universidad de La Habana para impartir Lengua y Cultura Vasca, una asignatura optativa a partir del tercer año en las carreras de Lengua y literatura e Historia del Arte.
"Hace años que vivo en La Habana, haciendo vida normal. Me sorprende que la prensa diga que vivo escondido y que no dejo que me saquen fotos. Hace bastantes años que no vivo escondido, aunque nunca he tenido ningún interés en salir en la prensa", afirmó Sarrionaindia.
Interrogado sobre dónde ha vivido antes, respondió: "En diversos lugares, habitados por muchas personas, como yo, o diferentes. No me gusta contar las cosas a todo el mundo, por eso prefiero escribir, porque es como hablar a una persona. Quien lea con un poco de atención mis libros se dará cuenta en donde he andado".
Sarrionaindia dijo que no ha vuelto al País Vasco "por un motivo, se puede decir que político", que espera "se resuelva pronto". Al parecer se refería a la independencia vasca, de la cual sigue siendo partidario.
"A mí me seguirán criminalizando mientras no hable bien de la Constitución, de la Guardia Civil y de lo bien que nos sentimos los vascos en España, pero es algo que no está entre mis planes", declaró.
La entrevista no incluyó detalles de cómo y en qué momento llegó Sarrionaindia a la Isla. Tampoco si, en el momento en que lo hizo, habían prescrito o no las causas en su contra.