Granma, órgano publicitario del Partido Comunista y de Fidel Castro (el de Raúl es 14y"miedo"), se ha puesto bravito por la suspensión de músicos cubanos en Miami.


Por Zoé Valdés
Dicen por ahí que el único periódico oficial en Cuba, Granma, órgano publicitario del Partido Comunista y de Fidel Castro (el de Raúl es 14y"miedo"), se ha puesto bravito por la suspensión de músicos cubanos en Miami.
En primer lugar, ¿a quién le importa ese periódico, quién lo lee? Nadie. Sólo un sitio como CiberCuba puede hacerle caso a esa basura con la que durante más de 50 años se han visto obligados a limpiarse el culo once millones de cubanos a falta de papel higiénico.
En segundo lugar, que a esos músicos se les impida tocar en Miami me parece un gran paso hacia la democracia y la libertad sobre todo en la mentalidad de los exiliados cubanos. Los que quieran oír la mierda que producen esos músicos que se vayan para Cuba y que los oigan allá, en la "plaza de la involución".

Esos espacios de Miami deben ponerse a la disposición de los músicos exiliados, y de ninguna manera a la de los representantes de una tiranía. Y el dueño que quiera hacer negocios que los haga en Cuba. Pero no en Miami. Miami es del exilio.
Por cierto, que debiera nombrarse una comisión que revisara cada negocio nocturno y cada galería de arte, y empezar a cerrar a los que son propiedad del castrismo, tal como hicieron y hacen ellos en Cuba. Hay que darles con su propia tonfa.
Miami no necesita ningún intercambio cultural para existir, porque los mejores artistas de Cuba se exiliaron en Miami. El castrismo sí que necesita del cuentecito del intercambio cultural para embolsillarse los dólares que les pagan a esos artistas del régimen.
Además, ¿no dicen ellos que Miami es un antro de criminales, y por qué 'Ojones' se mueren por ir a Miami a sacarles el baro a esos criminales?
Lo que trajo el barco. Bah.
Zoé Valdés.