La Isla podría ser excluida de la lotería de visas de EEUU


La Isla podría ser excluida de la lotería de visas de Estados Unidos a causa del gran número de residencias (green card) otorgadas a los cubanos en los últimos años, tanto por los visados obtenidos en La Habana como por la emigración irregular, según dio a conocer Telemundo 51.

De acuerdo con las normativas de la propia lotería del Departamento de Estado, las visas otorgadas por este sorteo van destinadas a seis regiones geográficas para favorecer a aquellas zonas con las tasas más bajas de inmigración a Estados Unidos y descarta a los nacionales de países que envían más de 50.000 emigrantes a EEUU en un plazo de cinco años.
En el caso cubano, solo en 2015 se otorgaron, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), un total de 54.396 residencias legales, lo que sobrepasaría las cifras establecidas por el sorteo.
Además, si se suman las 46.979 residencias otorgadas en 2014, el número de emigrantes legales ascendería solo entre 2014 y 2015 a 101.075. En solo dos años se habría duplicado el límite permitido de 50.000.  
"Y las cifras van a seguir disparándose", dijo el abogado Willy Allen a la televisora de Miami.
La exclusión de Cuba de los países beneficiados con la Lotería Anual de Visas del Departamento de Estado podría hacerse realidad, según Telemundo 51, con lo que se verían afectados más de 40.000 solicitantes de la Isla.
Washington suele otorgar anualmente unas 20.000 visas en La Habana, pero la emigración suele llegar además por otras vías: o a través de la frontera con México o procedentes de España o por mar.
Por ejemplo, desde México (Laredo, El Paso, San Diego y Tucson) llegaron de manera irregular 103.636 cubanos en el período 2013-2016, de acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).
En 2013, Raúl Castro hizo una reforma migratoria que permitió la salida sin necesidad de un permiso especial del Gobierno (la llamada "tarjeta blanca") y autorizó la residencia en el extranjero por 24 meses sin necesidad de perder propiedades o la residencia en el país.
"Este fue un cálculo muy bien planificado por el Gobierno cubano", dijo el abogado Sergio Comas, analista de asuntos cubanos.
"Un cálculo sagaz que significaba crear una situación de normalidad entre los emigrados hacia Estados Unidos y recuperar el dinero que se perdía por los cobros de la tarjeta blanca mediante otras vías de ingresos, remesas y viajes, al país... Y aquí tienes el resultado", añadió.
Miles de cubanos piden asilo político en territorio estadounidense, esperan por la tarjeta de residente legal y regresan a la Isla sin haber perdido sus derechos y propiedades allí.
En los últimos diez años, Estados Unidos ha acogido a gran cantidad de cubanos: anualmente no suelen bajar de los 30.000. En 2006 fueron 45.614 residencias permanentes otorgadas; en 2007, 29,104; en 2008, 49.500; en 2009, 38.954; en 2010, 33.573; en 2011, 36.452; en 2012, 32.820; en 2013, 32.219; en 2014, 46.679 y en 2015, 54.396.