El gobernador de Florida amenaza con restringir fondos a los puertos que negocien con La Habana

El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró el miércoles que buscará restringir recursos estatales para aquellos puertos que "trabajen" con el Gobierno de Cuba, tras el arribo esta semana de un cargamento de carbón vegetal de la Isla y la eventual firma de otros acuerdos en ese sentido previstos para estos días, reportó EFE.

"Me decepciona que puertos de la Florida hayan llegado a cualquier tipo de acuerdo con la dictadura cubana", escribió Scott en su cuenta de Twitter.
El republicano señaló que recomendará restringir en el presupuesto de Florida —que será analizado en las sesiones que comienzan el próximo 7 de marzo— la adjudicación de fondos estatales para dichos puertos.
"No podemos condonar el comportamiento opresor de Raúl Castro. Hay serias preocupaciones en cuanto a seguridad y derechos humanos", expresó Scott en español e inglés a través de la red social.
Tanto el Puerto Everglades, que recibió el carbón vegetal, y el de Palm Beach tienen previstas reuniones esta semana con una delegación oficial del Gobierno cubano para tratar negocios autorizados con la Isla en el marco de la apertura comercial que impulsó el presidente Barack Obama (2009-2017).
Esta semana, el Puerto Everglades recibió dos contenedores con 40 toneladas de carbón vegetal, en la primera exportación de un producto desde la Isla a Estados Unidos en más de medio siglo.
El envío de carbón vegetal es el primero de ese combustible que se realiza en virtud del contrato de compraventa firmado a principios de enero entre la empresa estatal Cubaexport y la compañía estadounidense Trading LLC, subsidiaria de Reneo Consulting.
El cargamento de carbón de marabú, valorado en 16.800 dólares, fue realizado por el puerto occidental cubano de Mariel en una embarcación de la Compañía Crowley Latin America Services.
El republicano Scott, uno de los primeros en apoyar la campaña de Donald Trump, comparte con el ahora presidente de Estados Unidos el rechazo a los acercamientos comerciales y diplomáticos alcanzados por Obama en sus dos últimos años de Gobierno.
Trump ha prometido revertir dichos acuerdos, sin más detalles.
En diciembre pasado el gobernador advirtió a Castro de la "histórica oportunidad" que se le presenta para conducir a la nación hacia una "nueva era de libertad" y "prosperidad sin precedentes".
En una carta enviada al gobernante cubano, Scott le responsabilizó, junto a su hermano Fidel, fallecido en noviembre pasado, de "décadas de tortura y represión" del pueblo cubano y le dijo que era "evidente que en la Isla no ha cambiado nada", en momentos en que muchos "abrigan esperanzas" de un futuro mejor para Cuba.