Trump da la orden de construir el muro en la frontera con México

El presidente Donald Trump firmó el miércoles un decreto para construir un muro a lo largo de la frontera con México y anunció la creación de nuevos centros para detener inmigrantes no autorizados y la reactivación de un programa federal para agilizar deportaciones, reportó la AP.
"Hemos hablado de esto desde el comienzo", dijo Trump al firmar una de las dos órdenes ejecutivas sobre seguridad fronteriza y migración.
"Construir la barrera es más que una promesa electoral. Es la primera medida, con sentido común, para asegurar la frontera", dijo el vocero Sean Spicer durante su conferencia de prensa diaria. "Las agencias federales aplicarán las leyes migratorias sin remordimientos", agregó.
Durante la conferencia, Spicer omitió la visita que el canciller de México, Luis Vildegaray, realizaría en la capital estadounidense para su primera reunión con el nuevo Gobierno estadounidense. El mexicano no ha efectuado comentario sobre este tema.
En los siguientes días se espera que Trump tome nuevas medidas para restringir el flujo de refugiados a Estados Unidos. Los planes propuestos incluyen al menos una suspensión de cuatro meses a todas las autorizaciones de ingreso de refugiados, así como una prohibición temporal a la gente que venga de algunos países de mayoría musulmana, de acuerdo con un representante de una organización de políticas públicas que monitorea asuntos de refugiados.
En su cuenta personal en Twitter el martes por la noche, Trump tuiteó: "Mañana se planea un gran día en SEGURIDAD NACIONAL. Entre muchas otras cosas, ¡construiremos el muro!".
El Gobierno mexicano ha afirmado reiteradas veces que no pagará ningún muro fronterizo. Días atrás, Trump dijo que en un principio será financiado con un proyecto de ley de gastos aprobado por el Congreso y a la larga México le reembolsará a Estados Unidos, aunque no ha especificado cómo garantizará que los mexicanos paguen.
Al afirmar tener autoridad para construir un muro, Trump podría apoyarse en una ley de 2006 que autorizó la construcción de varios cientos de kilómetros de bardas a lo largo de la frontera de 3.218 kilómetros. Ese proyecto de ley derivó en que fueran erigidos unos 1.120 kilómetros de diversos tipos de cercas diseñadas para impedir el paso de vehículos y peatones.
La Ley de la Cerca Segura fue promulgada por el presidente George W. Bush, y la mayor parte de las cercas en Texas, Nuevo México, Arizona y California fueron construidas antes de que él dejara el cargo. Las últimas partes fueron completadas después de que el presidente Barack Obama asumiera el puesto en 2009.
El Gobierno de Trump también debe apegarse a un tratado firmado hace décadas con México que limita dónde y cómo pueden construirse estructuras a lo largo de la frontera.
Dicho tratado de 1970 requiere que las estructuras no alteren la corriente de los ríos, los cuales definen la frontera entre los dos países a lo largo de Texas y en 38 kilómetros de Arizona, de acuerdo con la Comisión Internacional de Límites y Aguas, una agencia conjunta mexicano-estadounidense que administra el tratado.
Trump debía reunirse con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto en la Casa Blanca la semana próxima. El Gobierno mexicano no se ha pronunciado sobre el tema hasta el momento.