El gobernador de Florida prohíbe en su presupuesto invertir en negocios relacionados con Cuba

El gobernador de Florida, Rick Scott, dejó este martes claro en su presupuesto que los 176 millones de dólares destinados a los puertos del estado no pueden ser invertidos en proyectos de infraestructura relacionados con negocios con Cuba, informa EFE.

El republicano, que durante los últimos meses se ha pronunciado con frecuencia sobre la necesidad de libertad y democracia en la Isla, ya había advertido que recortaría recursos a los puertos que "trabajen" con Cuba.
Scott, que ha mostrado su interés de postular su candidatura en 2018 como senador por Florida, presentó el martes el presupuesto que propone para el estado durante el periodo 2017-2018, por un total de 83.500 millones de dólares, el cual deberá ser aprobado por la Legislatura.
Una cláusula en el presupuesto señala que ninguno de los fondos puede destinarse a proyectos "que resulten en la expansión del comercio con la dictadura cubana debido a sus continuos abusos contra los derechos humanos".
El poder legislativo de Florida comenzará a evaluar el presupuesto anual del gobernador a partir de próximo 7 de marzo.
Scott se había pronunciado la semana pasada en contra de que las terminales marítimas de Florida hicieran negocios con Cuba a propósito de una visita que realiza una comitiva oficial cubana a Estados Unidos para fomentar dichos negocios.
Scott apoya la política del presidente del país Donald Trump, de revertir los acercamientos comerciales emprendidos por el expresidente Barack Obama (2009-2017).
El viernes pasado, los puertos floridanos Everglades y Palm Beach cancelaron la firma de sendos acuerdos de cooperación con el Gobierno cubano, tras la advertencia de Scott de impulsar los recortes en la Legislatura.