Desalojan a 72 familias que vivían en antigua textilera de La Habana


Entre las familias desalojadas habían niños pequeños y personas de la tercera edad. Algunas de ellas ya habían sido desalojadas de otros lugares en ocasiones anteriores. Reporteros que cubrían el incidente fueron maltrados y arrestados.
Las autoridades cubanas desalojaron por la fuerza este miércoles a más de 70 familias que habitaban el edificio de una antigua fábrica de textiles en el municipio habanero de Calabazar, informaron periodistas independientes testigos del evento.

En el edificio de la antigua textilera TEDECA, frente a la oficina del Parque Lenin, residían 72 familias, algunas de ellas desalojadas de otros lugares anteriormente, declaró la hermana del periodista independiente Agustín López, Ada María López, en un contacto con Radio Martí.
“Habían familias con niños chiquitos, niños de brazos, y personas mayores también”, puntualizó. “Aquello fue terrible”, dijo luego.
Además de detalles del incidente, Ada María denunció que su hermano fue arrestado mientras cubría el desalojo. Hasta el momento de publicación de esta nota, Agustín permanecía detenido en la estación policial de Santiago de Las Vegas.
“Está incomunicado. No lo dejan llamarme”, advirtió la hermana del reportero, pero agregó que momentos antes del arresto Agustín la llamó por teléfono.
“Me había dicho: ‘Mi hermana, he hecho hasta algunas entrevistas a personas que han sido maltratadas’”, detalló.
El periodista independiente Alexis Lescaille también fue golpeado por las autoridades mientras intentaba dar cobertura al desalojo.
La Policía arrestó también a varios inquilinos que se resistieron al desalojo. Aunque ya había intentado desalojarlos en al menos una ocasión anterior, la orden definitiva les habría tomado por sorpresa, pues meses atrás las autoridades les prometieron recursos para acondicionar el local.
“Les dijeron que les iban a dar materiales para que trataran de acondicionar y que se quedaran ahí, y ahora les dicen que tenían que irse de ahí en menos de 72 horas”, explicó Ada María, quien asegura haber estado presente en el momento de la promesa.
En la escena se encontraban presentes fuerzas de las brigadas especiales y trabajadores del servicio de ambulancias.
(Con la colaboración de la periodista Ivette Pacheco)