Jaime Ortega confirma que el hijo de Raúl Castro fue el negociador secreto del 'deshielo'

El coronel Alejandro Castro Espín, hijo del general Raúl Castro, representó al Gobierno en las negociaciones secretas que condujeron al histórico deshielo con Estados Unidos en diciembre de 2014, confirmó el jerarca de la Iglesia Católica cubana, Jaime Ortega Alamino, según un reporte de la AFP.

De 51 años, Castro Espín es un poderoso funcionario que pasa prácticamente por desconocido para el común de los cubanos, pero la revelación de su papel en el acercamiento con Washington refuerza su imagen de cara al relevo de su padre en febrero de 2018.
El oficial encabezó las conversaciones secretas con Estados Unidos que se realizaron en 2013 y 2014, y su contraparte fue Ricardo Zúñiga, asesor del presidente Barack Obama para América Latina y director principal para asuntos del hemisferio occidental, dijo el cardenal cubano.
El entonces arzobispo de La Habana actuó como emisario del papa Francisco ante los dos gobernantes que enterraron más de medio siglo de hostilidades por la Guerra Fría.
Una vez cumplió su labor de facilitador del diálogo, Ortega aseguró que "las conversaciones continuaron en Canadá con el Sr. Ricardo Zúñiga al frente de la delegación americana y el coronel Alejandro Castro Espín, al frente de la delegación cubana".
Revelaciones
Según el despacho de la AFP, Ortega hizo la revelación en una conferencia en Nueva York cuyo texto fue publicado en La Habana por la revista católica Espacio Laical, que circula este mes.
El Gobierno de Raúl Castro nunca dijo oficialmente quién fue su negociador en el acercamiento reservado con Washington. Pero la noticia de que Castro Espín fue el que llevó la voz cantante no es nueva. Un periodista cubano que pidió no ser identificado ya lo había anunciado.
El coronel del MININT participó en el primer encuentro que sostuvieron Castro y Obama en el marco de la Cumbre de las Américas en Panamá en 2015, como jefe de la Comisión Nacional de Seguridad y Defensa.
Especialista en relaciones internacionales y autor de libros en esa materia, el único hijo hombre de Raúl Castro casi nunca aparece en público, y cuando lo hace es generalmente en compañía de su padre.
El cardenal Ortega además reveló que Washington y La Habana eligieron el 17 de diciembre de 2014 para comunicar al mundo su decisión de restablecer relaciones diplomáticas por el cumpleaños del papa Francisco.
Tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, las relaciones entre los dos países han entrado en una etapa de incertidumbre.