Por qué voté por el fenómeno Trump


Por Maura Barrabí

Marco Rubio pudo haber sido el presidente de esta nación, inteligencia tiene, pero, no escuchó a los que tanto lo ayudaron en su campaña por el senado, y al llegar a su silla, se junto de a lleno con el Establishment y le dió la espalda al Tea Party que tanto lo apoyó para que lograra ganar ese escaño. Partiendo de ese punto nunca lo tuve presente cuando se postuló para la candidatura presidencial de esta gran nación, USA. Conmigo por suerte o por desgracia, no hay segundas oportunidades.
No me cierro, y que no me gustara para presidente, no me llevó por la talanquera ni anuncios políticos, ni analices, ni la opinión de nadie, vi los debates y escuché atentamente sus puntos como los de todos.

Busco como busca la mayoría de los estadounidenses un presidente con pantalones y un buen cinto, sin miedo a tomar decisiones a la hora de protegernos. También, a un futuro presidente con experiencia en economía porque este país cada ves produce menos, y como no me mastico el cuento de los chinos y su gran mercado, ya que yo sé muy bien que los chinos se nutren de las compañías americanas y otros paises que han ido a acentuarse allí para obtener una mano de obra más barata ya que gracias a la mala decisión de Clinton en pasar leyes que obligaran a los dueños de empresas a dar seguro medico obligatorio, como compensación laboral, sin contar el aumento de impuestos entre otras cosas, los dueños de negocios se fueron no solo a la China, también a República Dominicana por ejemplo, se que con un presidente que les de a esos empresarios la oportunidad de regresar bajándoles los impuestos o posponerselos por un termino de tiempo, este país volverá a producir, seremos lo que eramos, consumidores, porque ya ni eso, sino tengo dinero para gastar porque solo vivo para pagar deudas, aunque me vendan un lápiz a un centavo, no lo puedo comprar. Y hoy la mayoría de los americanos vive de cheque a cheque, malamente comen, eso es una realidad palpable.
No me apresuro en votar, no me apresuro ya en nada, prefiero el último momento, un segundo cuenta, tan clara estuve que pude haberle dado mi voto a Ted Cruz, que es un hombre inteligente, de familia, con experiencia política y conservador, pero, mirando el acto de repudio, porque eso es lo que sucedió en el rally de Chicago a Trump, supe que el Establishment está tan desesperado con el fenómeno Trump que a toda costa harían lo que fuera para frenarlo y se valdrían de cualquier estrategia.
En este país todos los aspirantes a la presidencia tienen derecho a hablar, a exponer sus puntos, a prometer, a explicar su plan, pero si yo veo que solo a uno se le hacen esos actos de repudios PAGOS, porque las masas no se mueven solas, nadie va por su cuenta sin ponerse de acuerdo con otro a protestar, eso nace por parte de agitadores que se pronuncian y enredan a los de mente floja, agrupando luego en las protestas a personages y grupos como las Avispas Negras, en política no hay casualidad. Luego tambien un hombre rompe el cordon de seguridad y se le va encima a Trump, eso no es protesta, eso es crear terror para que nadie vaya a los rally y si es posible ni a votar. Para protestar es muy sencillo, usted saca un permiso, se para fuera del lugar con sus pancartas, puede gritar , puede decir, lo que no es tolerable es golpear, boicotear, eso es cosa de comunistas, ideas de dictaduras y no se pueden permitir.
Mucho menos aceptable es que Marco Rubio diga que Trump se buscó eso por su forma de hablar sobre la migración etc, no señor, nada justifica la violencia, si no les gusta Trump, protesten civilizadamente y no le den su voto, pero quien defienda o intente justificar esa actitud negativa sea a quien se a que se le haga, no merece el voto de nadie.
Por otro lado, no soy una genio, ni me pase años en una universidad, pero estudie, leo y leer no afecta el cerebro, todo lo contrario, te da una agilidad tremenda para sacar conclusiones y pensar. Marco Rubio no puede esperar que le de mi voto presentándose como un devil, como el niño que recuerda tanto a su papá y esas boberas que no caben en un discurso presidencial. A mi me interesa que él me diga lo que va a hacer por este país y que se muestre fuerte, con capacidad de dar ordenes, lo mismo espere de Ted Cruz y tampoco lo vi.
Habiendo sucedido lo de Chicago, más esa campaña constante radial , sobre todo aquí en Miami para Marco Rubio, me demuestra que el partido Republicano no tiene intenciones ninguna de respetar al ganador en las primarias que en este caso se va perfilando Trump, y un voto que le de a Ted Cruz es como dárselo a la Hillary o Sanders porque Ted tampoco está de favorito, y de izquierdosos me canse, de mentiras estoy harta, y mi bolsillo cada ves más vacío, porque no solo mantenemos a miles de desempleados aquí, también estamos dando dinero por chorro a paises como Cuba que no muestran ningun interés en ser democráticos, y como yo tengo muy claro que las dictaduras se derrocan a punta de pistola, no de diálogos y dándoles millones, no quiero más demagogos.
A Trump no lo quieren sencillamente porque no es político, ni es del Establishment, entonces eso me deja un mal sabor porque veo que no existen republicanos ni demócratas, lo que hay es una prepotencia por parte de los grandes intereses, ellos están acostumbrados a poner y quitar sus reyes a su antojo, y Trump no les conviene.
Que puedo estar equivocada, todo es posible, pero yo soy como Santo Tomas, ver para creer, y eso es lo que veo, como veo que lo único que ponen los medios de izquierda, la prensa complaciente, es un Trump de payaso, de loco, de anti-emigrante, cuando todos lo primero que tocan es el punto de la emigración , y como sé que no existe un inepto con suerte ni bobo millonario, voté por quien creo que puede hacer algo por esta nación que está al borde del abismo. La democracia muere ante nuestras narices y los de la talanquera no lo ven, los costados no existen, solo ven hacia delante, al guía, y los guías que tienen están perdidos, por tanto, malo o bueno, hice uso de mi responsabilidad ciudadana, investigué miré, saque mis números, y bueno, voté por al que todos le están cayendo encima, por algo será la carrera contra Trump, una carrera que debería ser en contra de los demócratas que han hundido a este pais. Que Dios ayude a Trump a ganar y en desempeñar una gran labor que ayude a los ciudadanos a que vuelvan a emprender el camino de siempre y sobre todo que la clase media logre salir a flote como siempre estuvimos.