'La situación de los transexuales en Pinar del Río es crítica'

Y Mariela, la que arrolla con la conga por los marabusales aledaños con la pajarera de quinta, no de carroza y de moral , ¿dónde están? Si les tiran piedra, ustedes no son mancos, tiren rocas, palos, lo que encuentren, morir faja'o, duele menos, al menos se muere con dignidad. ¿O es que tambien hay que mandar dinero para hacer un grupo que les sirva de gualda espalda? Maura Barrabí
--------------------------------------
Miembros del colectivo LGBT denuncian que la lapidación del joven que murió en abril 'no es un caso aislado' y que el maltrato es constante desde todas las esferas. / DDC

El relato oficial en Cuba sobre la progresiva aceptación social de la comunidad LGBT es cuestionado en los últimos días tras conocerse la noticia de la lapidación de un joven transexual de Pinar del Río por parte de menores, del cual los medios gubernamentales no han informado, levantando críticas.
Fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA en la Isla señalaron este lunes que, por parte de la policía, la muerte del joven transexual es "ya un caso cerrado" y que el homicidio será juzgado desde la perspectiva de "crimen pasional”. Los activistas consideran en cambio que se trata de un crimen relacionado con la transfobia.
Lejos de ser una práctica aislada en la Isla, el maltrato hacia personas del colectivo LGBT, y especialmente contra los transexuales, es algo que incluso los propios afectados han acabado considerando "como normal".

El joven trans Leodán Suárez, de 22 años y procedente de Pinar del Río, ha afirmado, en declaraciones a DIARIO DE CUBA, que no siente "sorpresa" por el asesinato a pedradas del joven Yosvani Muñoz. La violencia física y moral es tan común que el caso lo percibe como algo habitual. 
La situación que describe Leodán contrasta con la versión oficial de la evolución de los trans en Cuba que se expone desde tribunas oficialistas. Dista también de testimonios que a menudo el CENESEX facilita a la prensa extranjera cuando se acerca a esta institución a reportar sobre la comunidad LGBT en la Isla.
El joven Leodán Súarez conoce bien el entorno de Pinar del Río en el que se produjo la lapidación contra Yosvani Muñoz el pasado 26 de abril: "La situación de los transexuales allí es crítica, no podemos salir de casa, tenemos que vivir a escondidas, nos caen a golpes, nos insultan, nos agreden moral y físicamente", sostiene. 
La marginación les impide estudiar y trabajar obligándolos a "sobrevivir como podemos". Algunos sobreviven gracias a las remesas de los familiares en el extranjero. Los que no tienen esa posibilidad deben recurrir a la prostitución. Muchas veces acaban siendo detenidos por la policía que "nos encuera, nos da golpes y nos desmoraliza delante de la gente", agrega Leodán. 
Cuando se le cuestiona sobre el apoyo recibido por el CENESEX responde que "no tenemos ninguno". Leodán está esperando desde 2012 una operación de reasignación de sexo. Dice que al no ser "acólito" a Mariela Castro su proceso va más lento. "A personas allegadas a Mariela Castro se lo hacen antes o se lo hacen porque le han suministrado dinero [a los médicos]".
El joven transexual incide en un fenómeno de corrupción corriente en la Isla entre médicos que hacen operaciones de implantación de senos ilegales a cambio de una cantidad de dinero que puede rondar los 1.500 CUC.
Las fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA confirman que estas operaciones las hacen médicos a cambio de dinero con prótesis que proceden del extranjero. Algunos facultativos han sido condenados por esta práctica, añaden.
Sobre la acción de Mariela Castro al frente del CENESEX, algunos activistas creen que ha servido solo para mejorar la vida de los trans que son de su entorno y que le ofrecen fidelidad ideológica.
De esta manera, Castro parece que habría logrado crear una sociedad de clases dentro del propio colectivo LGBT en la Isla, dividido entre los que se declaran revolucionarios y los que no.
El silencio sobre el caso de la lapidación en Pinar del Río sigue este lunes en la prensa estatal.