Peligrosas diferencias entre Moscú y París


30 de mayo de 2017 - 21:05  - Por RUI FERREIRA
Tras el encuentro entre Putin y Macro saltan las dudas sobre la firmeza del hombre fuerte ruso y la supuesta inexperiencia del joven presidente francés/Diario Las Americas

MIAMI.– Después de marcar “su territorio” con un inesperado apretón de manos con el presidente Donald Trump, el mandatario francés Emmanuel Macron tuvo con el presidente ruso Vladimir Putin una especie de rifirrafe este lunes, que dio a entender que Moscú estuvo detrás de los ataques químicos en Siria, cuando acusó a la prensa oficial rusa de distorsionar sus palabras e interferir en las pasadas elecciones presidenciales francesas.
Los dos mandatarios se reunieron en el Palacio de Versailles y tras dos horas de conversaciones a puerta cerrada, que Macron calificó más tarde de “muy francas” y “directas”, el mandatario galo acusó a la agencia rusa Spútnik y al canal de televisión Russia Today de diseminar “propaganda y mentiras” en las semanas que antecedieron los comicios de abril y mayo en Francia.
“Todo lo que han dicho no es cierto. Han interferido en nuestra política, se manejaron como órganos de influencia y fueron más allá del decoro. Han mentido sobre mí y sobre mi campaña. Mentiras tras mentiras”, dijo Macron, sin mencionar la cálida recepción que Putin dio en el Kremlin a su rival electoral, Marine Le Pen, la líder del movimiento nacionalista Front National. Aun así, Putin se defendió: “Fue apenas un gesto de cortesía. No hemos influenciado en las elecciones. Es imposible hacerlo”.
Diferencias
Los dos mandatarios admitieron que hay diferencias “serias” entre ambos, pero Putin, por su lado, pareció aceptar la idea de Macron que plantea que las autoridades francesas se reúnan con especialistas antiterroristas rusos e intercambien información y diseñen una estrategia común. Aun así, el presidente galo dejó claro que hay dos líneas rojas que no se deben cruzar: “Los ataques químicos en Siria con inaceptables y tendrán una dura respuesta”.
De todos modos, ambos presidentes acordaron que no pretenden dejar que Siria se transforme en “un estado sin ley”, pese al apoyo político y militar que Moscú ofrece al régimen autoritario de Bashir al-Asad. “Todo lo que sucede en Siria pasa por lo que podamos hacer en conjunto, cuyos pilares hemos establecido hoy”, puntualizó Macron, de 39 años, el presidente francés más joven desde el célebre emperador Napoleón Bonaparte.
El segundo aspecto tiene que ver, de nuevo, con los ataques informáticos que, según los franceses, han ocurrido durante la campaña electoral por parte de hackers rusos. Putin intentó desvalorizar la acusación cuando dijo: “Bueno, se dice que alguien dijo pero nunca se sabe quién dijo y que dijo y cuando. Solo acusaciones en el aire sin ninguna base”.
De hecho, la prensa oficial rusa se ha encargado de seguirle la corriente a Putin y el pasado lunes el canal Russia Today emitió un editorial donde acusa a Francia de “dejarse llevar por los deseos de los enemigos de Rusia”.
Solidez
La firmeza con que Macron se presentó a Putin no dejó de sorprender a la prensa rusa, que en una ofensiva de contención de daños intentó esquivar la tensión existente entre los dos mandatarios.
El canal 1 de la televisión estatal rusa dijo que el encuentro fue positivo para Moscú aunque, admitió hubo ‘un ligero desacuerdo’ en el ambiente. El extracto más largo de la rueda de prensa que el canal sacó al aire tuvo que ver con la visita de Le Pen al Kremlin durante la campaña, el aspecto que precisamente Putin intentó restarle importancia en presencia de Macron. “Lo más importante para nosotros es que ella siempre ha abogado por el desarrollo de las relaciones con nuestro país”, fue la única cita de Putin que los rusos pudieron ver a través de su televisión estatal.
Mientras tanto, el diario ruso Rossiskaia Gazeta fue más conservador y se concentró en el llamado de Putin a que los franceses “de espíritu libre” promuevan el levantamiento de las sanciones a Rusia por la invasión a Ucrania, al lamentar que Macron haya dejado claro que Francia permanece fiel a la Unión Europea, algo que el rotativo considera una ‘ausencia de concesiones’ de Paris hacia Moscú.
“El presidente ruso no esperaba una presión de este calibre”, consideró el diario, también oficial, Moskovski Komsomolets, que afirmó que Macron no pasó el ‘test’ de Putin. “(El presidente francés) ha martirizado perfectamente el principio de los tres mosqueteros, de uno por todos y todos por uno. Para no verse obligado a defenderse ha pasado al ataque”, puntualizó el rotativo.