Alan Gross entabla demanda vs gobierno federal en la Corte Suprema


Si a este señor, le dan indemnización, ya pueden decir que aquí la ley vale cero. Los americanos no estaban autorizados a viajar a Cuba, él fue bajo su responsabilidad, entonces, ¿qué se traen los abogados de Alan? Ningún abogado pierde su tiempo si no hay plata, eso sería ya la tapa al pomo del descaro. (Nota de Maura Barrbí)
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Gross quiere que el alto tribunal revise si el Gobierno se hace responsable de los daños que él y su esposa afirman haber sufrido mientras se encontraba detenido en Cuba".

Martinoticias.com
febrero 26, 2015

Cuba Confidential , una publicación que divulga noticias del espionaje de Cuba en todo el mundo, da a conocer este jueves que Alan Gross (el contratista estadounidense recientemente liberado después de haber permanecido cinco años en prisión en Cuba) está estableciendo una demanda contra el Gobierno Federal en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Según explica la página digital, "Gross quiere que el alto tribunal revise si el Gobierno se hace responsable de los daños que él y su esposa afirman haber sufrido mientras se encontraba detenido en Cuba".


"En una denuncia presentada ante la Corte Suprema el 12 de febrero, Gross y su esposa Judith argumentaron que un tribunal federal de apelaciones en Washington consideró erróneamente que el Gobierno Federal no era responsable por las reclamaciones de los Gross, que incluyen pérdidas económicas además de las angustias emocionales sufridas por Judith Gross durante el tiempo de su encarcelamiento. El tribunal de apelaciones determinó que esos daños se derivaron del encarcelamiento de Gross por parte de las autoridades cubanas, lo cual exonera al Gobierno Federal".

Gross trabajaba como subcontratista de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) cuando fue detenido por las autoridades de Cuba en 2009.

En 2011, fue declarado culpable de tratar de subvertir el Gobierno cubano y condenado a 15 años de prisión. Mientras estaba encarcelado, él y su esposa, que se encontraba en Estados Unidos, demandaron al Gobierno Federal y al contratista que lo contrató, argumentando que no alertaron a Gross de lo arriesgado de su trabajo.

El artículo de Cuba Confidential concluye diciendo que se espera que el matrimonio Gross reciba una respuesta a su demanda el 16 de marzo.