Castro-cuban way of life


Cuba actualidad, Arroyo Naranjo, La Habana, (PD) Cuba está en alza en la prensa norteamericana. Luego de décadas de demonización, ahora se dedican a ensalzar un casi idílico modo de vida de la Cuba castrista luego de los parches y retoques de las reformas raulistas. Intentan convencer al que se lo crea de eso que muestran es nada en comparación con lo que vendrá cuando se levante el embargo e irrumpan los turistas y las inversiones yanquis.

Primero fueron los siete editoriales consecutivos en The New York Times de Ernesto Londoño, al que no hubo que engañar con trucos y disfraces como a Herbert Mathews, cincuenta y tantos años antes en el campamento guerrillero de la Sierra Maestra, porque ya estaba engatusado de antemano y dispuesto a hacerse cargo del ilusionismo y las loas.

Luego del anuncio del 17 de diciembre de 2014 del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, se produjo una arribazón de optimistas congresistas, todos demócratas, incluida Nancy Pelosi, que ven la economía de mercado y la democratización al doblar de la esquina debido a la proliferación de vendutas y timbiriches privados.


Las sonrisas más promocionadas en los medios en las últimas semanas han sido las de Roberta Jacobson y Josefina Vidal, las jefas de las delegaciones norteamericana y cubana, respectivamente, en las conversaciones que tuvieron lugar en La Habana y Washington y cuyos resultados más apreciables resultaron ser eso: sonrisas de cortesía.

Un grupo de expertos norteamericanos en temas agrícolas recientemente se mostraron eufóricos y brindaron con guarapo en una de las contadas cooperativas cubanas que no están asediadas por las plagas y el marabú, endeudadas hasta el tuétano y pidiendo agua por señas.

Los medios no se cansan de hablar por estos días de los jóvenes que sueñan con Facebook y las películas y seriales televisivos que descargarán de Netflix cuando en Cuba haya amplitud de banda, luego de que haya conexión a Internet para todos, sitios prohibidos y ciber-ejército de censores mediante, como en China.

Probablemente, por lo irreal, el más divertido de los Late Show que ha hecho en toda su carrera el comediante norteamericano Conan O’ Brien es el que realizó en La Habana a mediados de febrero y que emitiera hace unos días la cadena TBS.

Durante una hora, con su humor frívolo y pujón, 0’ Brien mostró a los televidentes un país de pequeños empresarios exitosos y paladares de ensueño, donde se come el mejor pescado del mundo y no las clarias que comen los cubanos de a pie, pescadas con rana como carnada o cazadas a palos y arponazos en las zanjas y charcas mojoneras.

Para remachar el clavo, O’Brien se mostró sorprendido por “la gran variedad de marcas existentes en los supermarkets”, entendidos como tales las TRD mal administradas por los esquilmadores militares de GAESA.

¿Para qué iba a agobiar O’Brien a los televidentes, casi a la hora de irse a la cama, con historias complicadas e imágenes deprimentes de calles sucias, edificios ruinosos y personas hambreadas y mal vestidas?

Este año, en la Feria del Habano, ese fiestón de millonarios, el plato fuerte no fue, como en la pasada edición, la actuación de Tom Jones como si estuviese en Las Vegas, sino la presencia de Naomi Campbell y Paris Hilton y su recholata –documentada por varias selfies- con los hijos de Fidel Castro.

Hasta se han enterado los medios norteamericanos de que en Cuba hay rockeros y ya no los persiguen, si es que están enterados de que alguna vez, hace mucho tiempo, estuvieron perseguidos. Para descubrir que en Cuba también hay amantes del rock tuvo que venir a tocar en La Habana una banda de nombre bastante patético -The Dead Daisies- conformada por músicos que alguna vez tocaron en grupos famosos.

A propósito, dos de ellos, Daryl Jones y Bernard Fowler, que fueron presentados por la prensa como miembros de The Rolling Stones a pesar de no ser tales sino colaboradores, insinuaron la posibilidad de que pronto los mismísimos Stones toquen en La Habana.

¿Se imaginan cuánta prensa dará Mick Jagger cantando en la Plaza de la Revolución o la Tribuna Antimperialista?

Así se crea la Cuba que quieren vender los que están locos por hacer negocios con la dictadura, que no ha dejado de serlo, aunque muchos pretendan lo contrario.
Para Cuba actualidad: luicino2012@gmail.com