La canciller colombiana llega a Cuba para participar en el proceso de paz


En nombre de la "Paz" está acabando con media humanidad. Maura Barrabí. 
--------------------------
María Ángela Holguín, acompañada por el empresario Gonzalo Restrepo, se suma al equipo del Gobierno de Colombia./DDC

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, y el empresario Gonzalo Restrepo aterrizaron el jueves en La Habana para sumarse al equipo del Gobierno de Colombia que negocia con las FARC el fin del conflicto armado en el país suramericano, informa EFE.
Fuentes cercanas a la negociación confirmaron la llegada de estos y señalaron que tenían previsto reunirse con el resto de integrantes de la delegación gubernamental, encabezada por Humberto de la Calle, para ponerse al día sobre el estado de las conversaciones.
Los equipos del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estaban el jueves en día de receso, pero este viernes volverán a la mesa de negociación, en la que también participarán Holguín y Restrepo.

Está previsto que los dos nuevos integrantes de la delegación permanezcan en La Habana hasta el cierre del presente ciclo de los diálogos de paz, el próximo domingo, aunque no está confirmado.
Holguín y Restrepo fueron presentados como refuerzo por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el pasado 20 de mayo, quien precisó que no estarán "permanentemente en La Habana, pero sí irán con frecuencia para ayudar al equipo negociador", lo que permitirá a la canciller seguir ejerciendo como tal en Colombia.
La llegada de ambos a La Habana se produce en un momento de tensión y de recrudecimiento del conflicto en Colombia, después de que en la última semana hayan muerto 40 guerrilleros en diferentes bombardeos del Ejército, entre ellos dos integrantes de la delegación de paz.
Como consecuencia del primero de esos bombardeos, la guerrilla suspendió el pasado viernes el alto el fuego unilateral e indefinido que había comenzado el pasado 20 de diciembre, una decisión crítica en un momento en el que las partes avanzaban en medidas para bajar la intensidad del conflicto, como el plan de desminado.
A pesar de estas dificultades, los equipos negociadores de ambas partes continúan con los diálogos de paz en La Habana, centrados en las discusiones en paralelo sobre la reparación de las víctimas y el fin del conflicto.