Un proyecto de ley busca bloquear fondos para la embajada de EEUU en La Habana

No se firmará, estoy segura, pero bueno, caramelo a kilo para que no se reviren, osea, por si acaso. Hay que garantizar los puestos en la Casa Blanca, el Senado, el congreso, etc. Como dice el texto mismo, ayuda a promover, no la democracia en Cuba, a empujar el CAMBIO FRAUDE. Maura Barrabí.
---------------------------

El texto, en cambio, propone aumentar la ayuda para promover la democracia en la Isla./DDC

Un proyecto de ley divulgado el martes en la comisión de asignaciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos prohíbe la financiación de una embajada u otras oficinas diplomáticas en Cuba, informa Reuters.
La medida prohíbe los fondos para cualquier representación creada en la Isla después del anuncio del presidente Barack Obama en diciembre sobre el inicio de un proceso para la normalización de las relaciones con La Habana.
El proyecto también restringe los fondos para facilitar la apertura de una embajada de La Habana en Estados Unidos, aumenta la asistencia para fomentar la democracia en la Isla así como para las transmisiones de programas de televisión y radio dirigidas a los cubanos. Asimismo, provee instrucciones al Departamento de Estado para rechazar visas a miembros del Ejército y del Gobierno cubanos.

Algunos miembros del Congreso, principalmente legisladores republicanos, se han opuesto al cambio de política de Washington respecto a Cuba.
Los legisladores desean que el Gobierno en La Habana tome más medidas para mejorar las condiciones de derechos humanos en la Isla, libere a prisioneros políticos y permita elecciones libres antes de que Washington remueva sus restricciones de comercio, viajes y lazos diplomáticos.
Los detractores de la iniciativa de la Casa Blanca han anunciado que emplearán proyectos de ley, como el texto enviado a la Comisión de Asignaciones, para tratar de bloquear la implementación de la nueva política de Obama, un demócrata.
"Pienso que hemos sido muy claros en nuestros cuestionamientos con lo sucedido en Cuba con los derechos humanos, a partir de lo que ha pasado allí, y tenemos una diferencia de opinión con la administración; tenemos el derecho a expresarlo", dijo en una conferencia de prensa Kevin McCarthy, líder de la mayoría republicana en la Cámara.
El viernes, Estados Unidos retiró formalmente a La Habana de la lista de estados que apoyan al terrorismo, un paso importante hacia la restauración de los lazos diplomáticos pero que tendrá un efecto limitado en la eliminación de las sanciones estadounidenses a la Isla.
El lunes, el senador republicano Marco Rubio anunció que se opondrá al nombramiento de un potencial embajador estadounidense para Cuba a menos que mejoren las condiciones de libertad, derechos humanos, democracia y que el régimen de Castro colabore con la repatriación de estadounidenses reclamados por terrorismo que viven en la Isla.