Obama modifica la situación de emergencia de 1996 para reflejar el cambio de relaciones con La Habana


Entonces, ¿Quiénes en el Congreso lo van a frenar? MB
-----------------------------
DDC
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, modificó el miércoles la declaración de emergencia con Cuba aprobada en 1996 tras el derribo de dos avionetas civiles de la organización de exiliados cubanos Hermanos al Rescate, informa EFE.
En una proclamación enviada al Congreso, Obama suaviza las restricciones del estado de emergencia emitido por primera vez el 1 de marzo de 1996 por el entonces presidente, Bill Clinton, y que afectan fundamentalmente a la entrada de buques estadounidenses en aguas territoriales cubanas.

Este 24 de febrero precisamente se cumplen 20 años del ataque de cazas MiG cubanos contra tres avionetas del grupo de exiliados Hermanos al Rescate que motivó la declaración de emergencia de Clinton.
Según el Gobierno cubano, las avionetas violaron su espacio aéreo para divulgar material propagandístico contra el régimen de Fidel Castro, aunque Estados Unidos mantiene que se encontraban en espacio aéreo internacional, al norte de la Isla. 
Cuatro personas, entre ellos un piloto y un copiloto, sobrevivieron a ese ataque con misiles ocurrido el 24 de febrero de 1996, pero otros cuatro pilotos perdieron la vida a consecuencia del derribo de dos de los tres Cessna Skymaster. 
La nueva proclamación considera que ciertas descripciones de la declaración de emergencia "ya no reflejan" el estado de las relaciones entre Estados Unidos y el régimen. 
Como afirma el propio Obama, esta proclamación "reconoce el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba", y que Washington "continúa persiguiendo una progresiva normalización" con La Habana a la vez que espera ver "una Cuba pacífica, próspera y democrática". 
El lenguaje de esta proclamación contrasta con las emitidas por Obama en años anteriores, cuando aseguraba que el Gobierno cubano no había demostrado que se abstendría "del uso de fuerza excesiva contra buques o aeronaves estadounidenses que pueden participar en actividades conmemorativas oprotestas pacíficas al norte de Cuba". 
No obstante, Obama no deroga la declaración de emergencia y mantiene la advertencia sobre la entrada no autorizada de embarcaciones estadounidenses en aguas territoriales cubanas.
Además, instruye a su secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, a emitir las normativas necesarias para seguir regulando el anclaje y circulación de embarcaciones.