Moscú aplaude la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana

Moscú, aliado histórico de La Habana, aplaudió este jueves el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los gobiernos cubano y estadounidense y se alegró de que la recién terminada visita del presidente Barack Obama a la Isla contribuya a ello.
"Rusia desde el principio saludó la recuperación del diálogo entre Estados Unidos y Cuba, creemos que era una asignatura pendiente desde hacía tiempo", dijo la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, citada por Sputnik News.

Asimismo expresó la esperanza de que la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "sea una culminación del proceso para normalizar las relaciones bilaterales" entre ambos gobiernos.
"Desde luego, seguimos atentamente el desarrollo de las relaciones", mencionó la portavoz, para quien este proceso es "un reflejo objetivo de las realidades cambiantes" y debe contribuir a que Washington corrija lo que considera un "error histórico" de su política hacia La Habana.
No obstante, en apego al discurso del Gobierno cubano, la portavoz de la cancillería rusa subrayó que "el proceso debe desarrollarse con base en la igualdad de derechos, el respeto mutuo y sin imponer ningún modelo de desarrollo político y social-económico y sin palmaditas en el hombro" de mayor a menor.
En tal sentido, Zajárova reclamó a Washington el fin del embargo. "El levantamiento del bloqueo económico-comercial y financiero, en particular, las sanciones unilaterales estadounidenses es una prioridad absoluta".
En los mismos términos se pronunció el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien dijo este jueves a medios locales que "estamos interesados en que la amistosa Cuba mantenga unas buenas relaciones con todos sus vecinos, pero en primer lugar, por supuesto, con Estados Unidos".
Peskov subrayó que Rusia siempre se ha manifestado en contra de la política de sanciones de Washington, al considerar que son un instrumento ineficaz y contraproducente.
"Por eso, no podemos sino saludar la renuncia a la política de sanciones en la arena internacional", dijo en relación con la visita a la isla del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.