Músicos, artistas y deportistas agasajan a los Rolling Stones en La Habana

Se junto la comida con las ganas de comer. MB
------------------------------------------------
La mítica banda The Rolling Stones pasó su primera noche en Cuba compartiendo con personalidades del arte y la cultura en la Isla, que no pudieron ocultar su entusiasmo frente a sus "Satánicas Majestades", quienes llegaron a La Habana para ofrecer un histórico concierto gratuito este viernes, reporta EFE.

Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts, fueron recibidos en el aeropuerto por Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música, organismo al que aficionados del rock en la Isla acusan de marginar al género. También acudió a la terminal aérea el embajador británico en La Habana, Tim Cole.
La embajada británica organizó una recepción en la que los Rolling Stones pudieron confirmar la admiración que despiertan en los artistas cubanos, que por unas horas se convirtieron en paparazzis buscando documentar este momento inédito.
Según constataron corresponsales de la agencia EFE presentes en el evento, unas 200 personas se reunieron en la embajada para dar la bienvenida a los Rolling, aunque solo algunos elegidos pudieron conversar cara a cara con estas leyendas.
Entre ellos, el bailarín Carlos Acosta, los músicos Carlos Varela, Descemer Bueno, Samuel Formell y el dúo Buena Fe, junto a los productores radiales y escritores Juanito Camacho y el Guille Vilar.
"Hoy me he graduado", dijo un emocionado Camacho a EFE. Afirmó que recordará la experiencia "siempre, porque ellos son leyendas vivas".
"Esto fue más de lo que soñé. Hablé con todos, muy atentos, perfectos caballeros", comentó Camacho. "Después de hoy ya me queda poco por cumplir".
"Los Rolling están muy contentos de estar aquí, muy entusiasmados, como nosotros", señaló el embajador británico, que agradeció la "amabilidad" de los Stones, sobre todo de Mick Jagger, que paseó brevemente por la terraza donde una multitud enseguida lo cercó buscando el mejor ángulo para una foto.
Entre los asistentes a la velada se encontraban los cantantes Raúl Paz, Haydée Milanés, Leoni Torres, Cucú Diamantes, la rapera Telmarys, el actor Jorge Perugorría, y los deportistas Javier Sotomayor, Javier Méndez y Víctor Mesa, además de representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país caribeño.
Este viernes The Rolling Stones harán historia en Cuba al ofrecer un show en la Ciudad Deportiva de La Habana, el primer concierto gratuito de la banda desde el de Río de Janeiro en 2006, al que se espera asistan aproximadamente medio millón de personas.
El espectáculo en La Habana es el colofón de la gira por América Latina Olé Tour, que ha llenado estadios en Buenos Aires, Río de Janeiro, Montevideo, Lima, Bogotá y México DF.
A su llegada, Mick Jagger, líder y vocalista de la banda, declaró a la prensa que es "un placer" estar en Cuba, donde ofrecerán un concierto que será "muy especial" en este momento "histórico" de la Isla, que hace tres días despidió a Barack Obama, el primer presidente de Estados Unidos en pisarla en casi 90 años.
'Es un momento histórico, yo tenía que estar aquí'
Muchos jóvenes acamparon en la Ciudad Deportiva a la espera del concierto desde el jueves por la noche.
"Nosotros no llegamos temprano, los demás están llegando tarde", dijo a DIARIO DE CUBA un joven de 22 años residente en San José de las Lajas que espera junto a sus amigos. "Tener la oportunidad de estar aquí es un sueño hecho realidad".
Aunque la edad de la banda casi triplica la de algunos de los que aguardan, muchos dicen que han escuchado la música de los Rollings y la admiran. "Es una cuestión de conciencia no de edad", intervino otro de los muchachos ."Uno escucha esta música porque le gusta o porque lo heredamos de nuestros padres. Mi padre es fanático de los Rolling y viene mañana a verlos".
Rocky un muchacho de 22 años que vive en la Habana Vieja ha estado merodeando por la Ciudad Deportiva los últimos tres días: "Vine para estar al tanto de lo que realmente pasará porque a la televisión y al periódico no se le puede hacer mucho caso. Cuando supe que no sería hasta las 2:00 pm que dejarían pasar, viré a la casa para buscar comida y bañarme".
Rocky dice ser amante del rock británico y español, más que del norteamericano. Comenzó a los 13 años escuchando Rammstein, Nirvana y algo de Slipknot. "A eso de los 17 empecé a aburrirme de la música que oía, busqué más atrás y ahí encontré a los Rolling. Esto es un momento histórico, yo tenía que estar aquí".
Dos holandeses de 27 años han colocado su tienda de campaña y escuchan música a todo volumen. Robert y su amigo llegaron a La Habana solo para ver a los Rolling. "La última vez que tocaron en Holanda fue hace 10 años, yo tenía 17 y es posible que no pueda volver a verlos. Acampamos aquí para ser los primeros en entrar", dice.
La policía también espera a que llegue el momento del concierto. La diferencia radica en que su entusiasmo no se nota, a no ser por los perros y la custodia de las cercas que rodean el escenario.
'Todo cambia con el tiempo'
Además de los jóvenes, se preparan para ver a los Rolling roqueros que peinan canas, como Carlos Carnero, quien en los años 60 vivió en carne propia la represión contra el género, informa Reuters.
En esa época, Carnero y su banda de rock, Los Kent, intentaron dar un concierto con temas de los Rolling Stones en Isla de Pinos, pero militares interrumpieron la actuación y los enviaron a punta de pistola de regreso a La Habana.
"Todo cambia con el tiempo", dijo el líder de los Rolling, Mick Jagger, poco después de aterrizar el jueves por la tarde en La Habana cuando se le preguntó sobre la vieja prohibición a la música de su grupo en Cuba.
A pesar del severo tratamiento que recibieron Los Kent en la década de 1960, el grupo sobrevivió para seguir trabajando. Otros sufrieron más por su amor al rock and roll y fueron enviados a trabajar en granjas para corregir su "desviación ideológica".
"Ellos (Gobierno) calificaron su música como del enemigo", dijo Carnero, de 66 años.
El Gobierno de Fidel Castro prohibió la música de los Stones, los Beatles y Elvis Presley en la radio y la televisión.
El rock todavía es desfavorecido por las autoridades culturales de la Isla que, para intentar controlar a sus exponentes, crearon una Agencia Cubana de Rock.
Los Kent no obtuvieron una licencia para trabajar profesionalmente hasta el año 2000.