Internet, mucho más que una llamada por IMO


Los cubanos están lejos de explotar todas las potencialidades de la web/Cuba Net


(Vea el video aquí>Video)

LA HABANA, Cuba. Desde el 2 de julio del 2015, ETECSA comenzó la creación de parques y zonas con cobertura Wifi para navegar en internet. Los cubanos desde entonces acuden en masa a estos sitios y pagan entre dos y tres dólares por una hora en internet.

La conexión es mayormente usada para comunicarse con familiares y amigos fuera de Cuba, usando el protocolo Voz sobre IP (VOIP). Aplicaciones móviles como IMO se han vuelto virales en la Isla.
“Los parques y zonas Wifi son grandes locutorios usados para llamadas internacionales más baratas. Las personas acuden en masa pero no a navegar ni a buscar información, simplemente a llamar porque teniendo en cuenta las tarifas de llamadas internacionales de ETECSA, pagar solamente dos dólares por una hora es significativamente más barato”, comenta Augusto Ramírez, profesor de informática y telecomunicaciones en la UCI (Universidad de Ciencias Informáticas).
Al preguntarle si realmente se conoce en Cuba de forma masiva el verdadero potencial de Internet, responde: “La brecha digital de Cuba es una de las más grandes con respecto a países de Latinoamérica y el mundo, la tasa de conectividad actual es de cinco por ciento en una población de 11 millones; y solo dos millones tienen un teléfono móvil. La mayoría de los cubanos ignora que Internet es la fuente de información principal que existe en el planeta, y que el mundo moderno demanda tener al menos un conocimiento básico sobre su uso para obtener información, posibilidades de mejor educación, salud, servicios públicos. Yo siempre le digo a las personas aquí que el potencial de internet va mucho más allá de una simple llamada usando IMO”.
En Cuba no existe una cultura de navegación en Internet, y en las escuelas primarias, secundarias, pre-universitarios y universidades (excepto la pobre conexión con que cuenta la Universidad de la Habana y las escasas cuotas de 50 megabytes que les asignan a los estudiantes en otras universidades), no hay conexión a Internet ni se enseña sobre estos temas.
“Ni buscar información, ni bajar una canción, ni buscar una foto; solamente sé abrir el IMO y llamar a mi hijo que está en Miami. Al principio ni eso sabía hacer, tuve muchas veces que pagarle un dólar a un muchacho joven que está el día entero a la caza de personas desconocedoras para brindarle asistencia a cambio de dinero. Pienso que el Estado debería abrir cursos para enseñar a la gente a navegar en Internet y usar las nuevas tecnologías”, comentó Laura Vázquez, de 47 años de edad.
Un joven llamado Lázaro Rodríguez se gana la vida en el parque Wifi de San Antonio de los Baños. Lázaro cobra por brindar asistencia a los que desconocen.
“Cobro un dólar, ya Wifi este es mi negocio. La mayoría de las personas que llegan al lugar usan la conexión para hacer video llamadas con el IMO o el ‘Conferendo’. Muy pocas personas se acercan a mí para pedirme asistencia sobre cómo navegar, buscar información en Google o como acceder a algún sitio web. Aquí a nadie le importa eso. Las personas solo quieren llamar porque es más barato y para eso se usa el internet en Cuba”.
Algunos centros de trabajo tienen acceso a una intranet (sitios con dominio .cu solamente) que el Estado supervisa y controla. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, Cuba ocupa el puesto 125 –de 166 países– en cuanto a desarrollo de las comunicaciones.
Los cubanos están lejos de conocer y dominar ampliamente todo el caudal de posibilidades y ventajas que ofrece la red de redes. Dos dólares por una hora de navegación representa el 10 por ciento del salario promedio en Cuba (23 dólares mensuales), siendo este el mayor obstáculo para lograr una mayor cultura tecnológica en la Isla.