Jefa de la diplomacia europea propondrá derogar la Posición Común


Apuntalar la dictadura castrista es un  clan general, todos de acuerdo, ellos abriendo trecha y los castros acentuando que para el pueblo nada, para ellos, y el pueblo, callado. MB.
----------------------------------
La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, expresó el martes su deseo de que la Eurocámara adopte en un tiempo cercano el acuerdo de diálogo político y cooperación con el Gobierno de la Isla rubricado en marzo y recordó que propondrá a los países derogar la "Posición Común", reportó EFE.

"Ahora pasaremos por nuestros respectivos procesos internos para garantizar la rápida firma y ratificación" del acuerdo, señaló Mogherini ante el pleno del Parlamento Europeo (PE), donde manifestó su empeño de que este paso "no se dé demasiado lejos" en el tiempo.
La firma marcará también el fin de la política de la Unión Europea, en vigor desde 1996, que impulsó el entonces presidente del Gobierno español José María Aznar. Con la iniciativa se condicionaba el diálogo con La Habana a avances en materia de derechos y libertades.
"Por esta razón, en paralelo al proceso que conducirá a la firma (del acuerdo), propondré al Consejo una decisión para derogar formalmente la posición", señaló Mogherini.
Ese paso futuro "beneficiará a Cuba y a Europa, beneficiará a los cubanos y a los europeos", opinó.
Para Mogherini, marzo fue un mes histórico tanto para La Habana como para Bruselas.
"Ahora podemos acompañar este proceso decisivo de reformas de la economía y la sociedad cubanas, fomentar el desarrollo sostenible, la democracia y los derechos humanos", dijo.
Añadió que, a diferencia de Estados Unidos, la UE "tuvo y todavía tiene un punto de partida más positivo" para con el Gobierno de Cuba.
En cuanto al embargo que mantiene Washington sobre La Habana, Mogherini recalcó que la UE considera esta política "contraproducente" y su efecto sobre los intereses económicos de la comunidad "negativo".
Afirmó que la UE también tiene la ventaja sobre Estados Unidos de poder tener un diálogo sobre los derechos humanos con el régimen, el cual se inició el año pasado en Bruselas y continuará por segunda vez a finales de mayo o principios de junio en la Isla.
El eurodiputado del Partido Popular Europeo, Francisco José Millán Mon, señaló que "Cuba está en un momento muy importante".
"Con el acuerdo, la UE podrá afianzar, consolidar su presencia en Cuba y podrá así influir más en el proceso de cambio que el país experimenta", señaló.
"La UE podrá estimular el proceso de reformas que vive el país, al tiempo que defiende los intereses y valores europeos", dijo.
El socialista Ramón Jáuregui dijo a Mogherini que su trabajo "pone a América Latina en el radar de la política exterior europea".
Alabó la "valentía" de la jefa de la diplomacia europea "por superar la Posición Común que durante 15 años ha bloqueado la relación con Cuba".
Ernest Urtasun, de los Verdes, destacó que Mogherini "ha jugado un papel muy positivo en poder superar una situación profundamente injusta que era la Posición Común, que ha impedido que la UE y Cuba puedan tener una relación normal entre dos pueblos para cooperar".
"Debemos considerar esto no como un punto de llegada sino como un punto de partida. Queda mucho por hacer. Creo que la diplomacia europea puede hacer aún mucho" —dijo– y citó, en ese sentido, "ayudar a que se derogue" el embargo de Estados Unidos.
"Creo que la UE no debe en ningún caso considerar esta nueva relación como una carrera comercial con Estados Unidos", afirmó.
Izaskun Bilbao, de los liberales en el Parlamento Europeo, dijo que el acuerdo "coloca las relaciones entre la UE y Cuba en otra dimensión" y permitirá "superar la trasnochada Posición Común", normalizar las relaciones y profundizar en el diálogo político, la cooperación o la colaboración en políticas sectoriales y comercio.
Todo ello "sin olvidar el ámbito de los derechos fundamentales, las libertades y la democracia en una Isla donde todavía los defensores de los derechos humanos y la oposición son perseguidos y arrestados", indicó.
Marina Albiol, de Izquierda Unitaria, consideró una "desvergüenza" que los eurodiputados hablen de los derechos humanos a la vez que "aplauden las deportaciones de refugiados a Turquía o avalan las políticas que han llevado a que miles de refugiados se hayan ahogado en el Mediterráneo o que callan ante las violaciones de los derechos humanos en Guantánamo".
Según el reporte de EFE, consideró que la Posición Común es "discriminatoria y caduca" y "debe ser eliminada totalmente".