Juez federal posterga la decisión sobre los 19 balseros que se subieron al faro American Shoal

Un juez federal de Estados Unidos aceptó el viernes analizar si los 19 cubanos que se subieron a un faro en las costas de Florida el pasado 20 de mayo tienen derecho a quedarse en el país bajo la ley de Ajuste Cubano y postergó la decisión para otra sesión el jueves 2 de junio, reportó EFE.

En una audiencia celebrada en una corte federal de Miami, el juez Darrien Gayle determinó la celebración de una sesión para el próximo 2 de junio en la que los demandantes, el grupo del exilioMovimiento Democracia, presentará evidencia de que el faro American Shoal Light es parte integral del territorio estadounidense.
Ramón Saúl Sánchez, presidente de la organización, calificó de "positiva" la audiencia y destacó que la Fiscalía Federal se comprometió a dar más tiempo y no repatriar a los cubanos mientras se celebran las siguientes fases del proceso judicial.
El titular del Movimiento Democracia, que esta semana presentó una moción para que se establezca si los 19 balseros se pueden acoger a la Ley de Ajuste, reiteró que hay muchos motivos para creer que el faro es parte del "territorio estadounidense".
La discusión estriba en si la estructura de hierro de 1880, levantada sobre el mar unos 13 kilómetros al sur de la costa del cayo Sugarloaf, constituye un elemento a favor de los balseros y, por ende, se les puede aplicar la citada norma y su política de "pies secos/pies mojados".
Según esta disposición, los cubanos que llegan a tocar territorio estadounidense se pueden quedar en el país, pero aquellos que son interceptados en el mar antes de alcanzar la costa son deportados a la Isla.
El pasado viernes 20 de mayo, el grupo de balseros, al ver que se aproximaba una patrulla de la Guardia Costera, decidió subirse al faro, en el que permanecieron por unas 8 horas, para luego entregarse a los guardacostas.
"Estamos pidiendo a la corte que diga si el faro es parte integral del territorio de Estados Unidos, y si lo es, no los pueden repatriar", aseguró Sánchez.
El Movimiento Democracia utiliza como precedente un caso en el que 15 emigrantes cubanos que llegaron en 2006 a una estructura aislada del puente de las Siete Millas, en los Cayos de Florida, en el extremo sur del estado, lograron permanecer en Estados Unidos.
Sánchez aseguró que los 19 balseros no deben ser repatriados, ya que muchas situaciones hacen del faro parte del territorio estadounidense, empezando por su nombre y su declaración como monumento histórico de Estados Unidos.
Precisó que esta estructura de más de 32 metros de altura está en aguas jurisdiccionales de Estados Unidos, anclada en el subsuelo, que es la plataforma continental del país, y que su mantenimiento está a cargo del Gobierno federal.
Por otro lado, Sánchez señaló que se desconoce el nombre de los 19 cubanos que aún permanecen en un buque de la Guardia Costera.
Más de 35.000 emigrantes cubanos han llegado a Estados Unidos en los primeros siete meses del presente año fiscal, que comenzó en octubre pasado, informó el viernes a EFE el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).
La cifra está a punto de igualar los más de 43.000 que llegaron durante todo el año fiscal anterior.