Al menos 20 muertos en un tiroteo en un club gay nocturno en Orlando

Al menos 20 personas han muerto y 42 han resultado heridas en un tiroteo ocurrido en el club nocturno Pulse de Orlando (Florida), un local frecuentado por homosexuales, informó la Policía de esa ciudad.

"Tiroteo en el club nocturno Pulse en S Orange. Múltiples heridos. Permanezcan fuera de la zona", afirmó en un primer momento la Policía de Orlando en su cuenta de la red social Twitter, informa EFE. 
El supuesto responsable del tiroteo murió, informó la Policía de esa ciudad. 
"El atacante dentro del club está muerto", afirmó la Policía en su cuenta de la red social Twitter, en la que no precisó si hay más atacantes, como han asegurado algunos testigos del suceso, en el que numerosas personas resultaron heridas.
"Todo el mundo fuera de la discoteca, corred", escribió la cuenta de la discoteca en Facebook.
"Podemos confirmar que esta es una situación con muchas víctimas", subrayó la Policía, que añadió que recibe apoyo de cuerpos locales, estatales y federales.
Numerosos vehículos de emergencia acudieron a la discoteca y varias víctimas fueron evacuadas en ambulancias, informaron los medios locales.
La televisión local WFTV apuntó que unas 40 personas heridas fueron trasladadas al Centro Médico Regional de Orlando, si bien se desconoce su estado. 
El tiroteo ocurrió en torno a las 02:00 hora local, cuando el atacante se atrincheró con rehenes en el club, donde la Policía sospecha que incluso podría haber un artefacto explosivo, aunque la situación es todavía muy confusa, señaló un reportero de la cadena local de televisión WESH.
La Policía de Orlando confirmó en Twitter que efectuó una "explosión controlada" cerca del club, pero no aportó más detalles, mientras el Cuerpo de Bomberos también desplegó un equipo de desactivación de artefactos explosivos, indicó el diario local Orlando Sentinel.
Un testigo citado por WESH aseguró haber oído unos 40 disparos, si bien las fuerzas del orden no lo han corroborado, y otro testigo dijo que un amigo suyo resultó herido y se encontraba encerrado en un aseo de la discoteca.
La testigo Rosie Feba, que logró escapar del local junto a su novia, indicó que el tiroteo comenzó cerca de la hora del cierre. "Ella me dijo que alguien estaba disparando. Todo el mundo se tiró al suelo", dijo y añadió que al principio pensó que "no era real". "Pensaba que era parte de la música hasta que vi el fuego de su pistola", agregó la testigo.