El Gobierno español pide en Bruselas la eliminación de la Posición Común

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea(UE) abordaron este lunes la preparación de una agenda para fomentar la productividad con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y entre otros asuntos regionales hicieron un balance de la tramitación del primer acuerdo bilateral con Cuba, reporta EFE.

En la reunión, la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, Mogherini informó a los ministros sobre la tramitación delacuerdo de diálogo político y cooperación rubricado con Cuba en marzo —el primero bilateral entre las partes— y que la UE espera firmar a finales de año.
El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, explicó que España es partidaria de que haya "una doble decisión, en paralelo y al mismo tiempo", en "el mismo día", sobre ese acuerdo.
"Una, que derogue la posición común —política en vigor desde 1996 unilateral y restrictiva de la UE que basa su relación con la Isla en avances en los derechos humanos—, y otra, la que autorice la firma del acuerdo", indicó.
España también pedirá "una aplicación provisional" del tratado si "no hay acuerdo" sobre su naturaleza, en cuanto a si se considera "mixta", lo que quiere decir que para su completa entrada en vigor deberían aprobarlo, además de las instituciones europeas, los 28 parlamentos nacionales de la UE.
El Consejo de Ministros de la UE dedicó uno de sus debates a abordar en profundidad las relaciones con el subcontinente de cara a la reunión ministerial entre la UE y la CELAC de los próximos 25 y 26 de octubre en Punta Cana (República Dominicana).
García-Margallo indicó en una rueda de prensa al término de la reunión que la UE concede a esa cita "extraordinaria importancia".
"El continente es, probablemente, el área geográfica que comparte, junto a Estados Unidos, más valores y principios con la UE", dijo, y afirmó que "hemos propuesto que en Punta Cana se ponga en marcha una alianza para la productividad" entre las dos regiones, "apostando por un crecimiento sostenible".
García-Margallo también se refirió a Ecuador, y pidió la "aplicación provisional" del acuerdo comercial multipartito negociado con la UE, para "evitar un vacío jurídico cuando caduque el sistema de preferencias generalizadas" que le concede la Unión el 31 de diciembre, y también su inclusión en la lista de países cuyos ciudadanos están exonerados de visado para entrar en la UE.
Sobre Colombia, el ministro español destacó que "parece inminente" la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, y que "ahora toca hablar del posconflicto", periodo en el que la UE ofrecerá al país su ayuda a través de un fondo fiduciario de 575 millones de euros.
Además, se refirió a que entonces se implementará la resolución para enviar una misión política que verifique el alto el fuego, "inicialmente prevista para los países de la región" aunque finalmente España "va a participar desde el primer momento", con 13 militares y cinco policías que podrán ampliarse hasta 350 efectivos.
El Consejo también respaldó en una declaración "plenamente" la labor de los expresidentes de España, José Luis Rodríguez-Zapatero; la República Dominicana, Leonel Fernández, y Panamá, Martín Torrijos, por "facilitar un diálogo urgente, constructivo y eficaz" en Venezuela entre el Gobierno y la mayoría parlamentaria.
En ese contexto, Mogherini afirmó que "considerará" el nombramiento de Rodríguez Zapatero como "enviado especial de la alta representante" para Venezuela, aunque matizó que la cuestión "no se ha debatido todavía a nivel político ni institucional".